El síndrome de pie diabético es una complicación frecuente en los pacientes con diabetes mellitus, teniendo necesidades especiales y distintas.

La interacción compleja de diferentes factores inducidos por una hiperglucemia mantenida en el tiempo, dan como resultado la presencia de neuropatía diabética, produciendo perdida de sensibilidad en los pies.

La enfermedad vascular periférica o enfermedad arterial periférica está comúnmente asociada en la diabetes, con un desarrollo rápido de la propia afección, y con peores pronósticos en pacientes con diabetes.

Actualmente, las personas con diabetes tienen entre un 19 y un 35% de probabilidades de sufrir una úlcera a lo largo de su vida, de las cuales, se calcula que el 20% desarrollan una infección moderada o grave, dando lugar a algún nivel de amputación del miembro inferior. Por lo que la diabetes mellitus se ha convertido en la primera causa de amputación no traumática en España, representando en torno al 50-80% de las amputaciones del miembro inferior, de las cuales el 85% están precedidas de una úlcera en el pie.

Por ello el servicio de pie diabético del Hospital Quirón La Luz se centra en evitar, detectar y tratar las complicaciones, realizando labores tanto de prevención como terapéuticas. Las cuales consisten en:

  • Evaluar el pie de riesgo del paciente, valorando diferentes comorbilidades como el estado de evolución de la alteración neuropática y la enfermedad vascular periférica en los miembros inferiores.
  • Establecer revisiones según el pie de riesgo del paciente con diabetes mellitus.
  • Realizar estudios biomecánicos tanto para la disminución de los picos de presión plantar máxima como para la distribución de los mismos mediante ortesis plantares.
  • Calzadoterapia según el pie de riesgo del paciente con diabetes mellitus.
  • Pautas de curas locales variables, tanto para el tratamiento de infecciones como para promover la cicatrización según el tipo de ulceración.
  • Derivación de los pacientes cuando sea necesario, tanto para un control metabólico como para el tratamiento de comorbilidades.