Una iniciativa integrada en el plan estratégico que se inicia en este 2021

Edificio HLLImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoEdificio HLL

El Hospital La Luz de Madrid se encuentra inmerso en un profundo proceso de renovación, que afecta no sólo a la incorporación de equipos médicos y tecnología de última generación, sino también a la adecuación de procesos, tanto asistenciales como no asistenciales.

El proyecto FAST nace con el objetivo principal concentrar toda la atención en lo realmente importante: la salud del paciente.

(F) Fluidez en los procesos, sobre todo en aquellos que suponen un alto coste en tiempo y que no generan un valor real sobre la asistencia. En los procesos internos, donde se eliminan todas las barreras, tanto físicas (en estos momentos se están realizando obras de adecuación del hall de acceso) como administrativas, para que el paciente que acuda al hospital lo haga concentrándose únicamente en su motivo de consulta asistencial. Por otra parte, en los procesos externos, dado que el hospital aboga por el acompañamiento de sus usuarios también fuera del hospital. La digitalización cobra una especial relevancia en ambos puntos, dado que es la clave que permite homogeneizar y automatizar procesos administrativos, y por otra parte ampliar las formas y canales de atención y seguimiento de los procesos asistenciales (incluyendo la asistencia no presencial por medios digitales, la monitorización de constantes en pacientes con patologías crónicas y la divulgación de temas sanitarios a través de diferentes canales);

(A) Amabilidad, identificando claramente aquellos aspectos que pueden ser realizados sin presencia del paciente y trasladándolos fuera de la vista del paciente (back office) y reforzando aún más el foco en la experiencia del paciente a través del personal que trabaja en las diferentes áreas de front-office, dotándolo de un rol mucho más orientador y facilitador;

(S) Seguridad, como línea estratégica fundamental, siguiendo el marco del sistema de gestión de Joint Comission International (JCI), cuya acreditación se incluye en el proyecto estratégico del hospital. Proyectos internos como POSE (Proyecto de Organización en Seguridad y Experiencia), que ha sido puesto en marcha en este 2021, ayudan a establecer un formato común de trabajo en cada área del hospital y por ende, a homogenizar la atención, algo que reduce los riesgos y potenciales errores y genera una mejora en la calidad percibida por parte del paciente;

(T) Tecnológico, enfocado no sólo a la incorporación de equipamiento médico de vanguardia (en la actualidad se están finalizando la instalación de un quirófano híbrido y recientemente el centro hospitalario ha adquirido una nueva resonancia magnética y un microscopio KINEVO 900, una nueva plataforma de visualización robotizada), sino también al desarrollo de herramientas digitales que permitan, no sólo una mejora en la gestión de los procesos y los recursos, sino también en la seguridad del paciente y en la relaciones entre profesionales y pacientes.