Cirugía Oral

maxilofacialImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextomaxilofacialSe entiende con este término a todas aquellas técnicas quirúrgicas utilizadas para tratar enfermedades de los tejidos blandos y duros de la cavidad oral, generalmente utilizando anestesia locorregional; esto significa que, aún siendo complejos, los pacientes pueden tratarse de forma ambulatoria en la mayoría de los casos.

Entre ellos es muy frecuente el tratamiento de los problemas de los cordales, popularmente denominados muelas del juicio. Otras intervenciones frecuentes son las extracciones de restos de otros dientes incluidos, fenestraciones para tratamientos ortodóncicos, corrección de frenillos etc. En los huesos maxilares la frecuencia de aparición de quistes y tumores es mucho mayor que en otros huesos debido a la presencia de los dientes. La mayor parte de los quistes son de origen dental, unos de tipo inflamatorio y otros del desarrollo. Los tumores son mucho más raros.

Implantología

implantologiaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoimplantologiaLas modernas técnicas de implantología se basan en la inserción en los huesos maxilares de implantes de titanio, los cuales en un porcentaje superior al 95% se osteointegran en dichos huesos, permitiendo la reposición de los dientes perdidos. Estas técnicas están avanzando constantemente, pudiéndose en la actualidad solucionar desde los problemas más sencillos, como puede ser la falta de estabilidad de prótesis en personas mayores, hasta las rehabilitaciones completas fijas más complejas en pacientes que presentan pérdida de hueso. Estos casos, en los que antes era imposible la inserción de implantes, hoy en día se pueden resolver realizando técnicas quirúrgicas para reconstruir el hueso, tal como injertos óseos ó aumento del mismo mediante distracción alveolar. En casos con defectos menores pueden aplicarse biomateriales sintéticos, mientras que en caso de grandes defectos se utilizará el propio hueso del paciente. El uso en los casos en que se indique de factores de crecimiento derivados de las plaquetas del paciente (PRP), podría mejorar la calidad del lecho a implantar.

  • Preguntas frecuentes sobre implantes.

Cirugía Ortognática de las deformidades maxilofaciales

La cirugía ortognática (ortognática = maxilares rectos) es aquella que trata las deformidades de los maxilares tanto por falta como por exceso de desarrollo. Una deformidad dentofacial puede ser definida como aquella condición en la cual el esqueleto facial es diferente de lo normal, cuando existe una maloclusión dentaria o cuando la apariencia facial está gravemente afectada. Pueden dividirse en menores (déficit de proyección del mentón) o severas (exceso maxilar vertical, microsomía hemifacial). Ha sido llamada también cirugía ortodóncica y, de hecho, dado que el movimiento de los maxilares afecta también el movimiento de los dientes, la cirugía ortognática suele realizarse en asociación con ortodoncia.

Las técnicas de cirugía ortognática permiten seccionar los huesos faciales y colocarlos en la posición más adecuada. Estas intervenciones se realizan, en la actualidad, por vía exclusivamente intraoral, evitando las cicatrices externas, y se emplean métodos de fijación rígida, evitando, en la mayoría de los casos, el bloqueo intermaxilar habitual hace unos años. La estancia media de hospitalización es de 2-3 días aprox. En ocasiones, se requiere estancia en UVI durante las primeras 12-24 horas para un mejor control.

Las opciones de tratamiento son:

  • Cirugía del maxilar inferior. La cirugía de la mandíbula permite avanzar o retruir la porción distal del maxilar inferior, que es la que soporta los dientes
  • Cirugía del maxilar superior. Consiste en la separación quirúrgica de los huesos del tercio medio de la cara para reposicionarlos en una situación correcta. Puede ser avanzado, retruido, impactado o descendido. Asimismo, es posible una separación en fragmentos más pequeños independientes, que permite ajustar la forma de la arcada dentaria
  • Cirugía bimaxilar. Cuando el caso lo exija puede ser necesario intervenir ambos maxilares para obtener resultados óptimos. Esta cirugía permite un enorme abanico de posibilidades y debe ser planeada con sumo cuidado

Oncología Oral y Maxilofacial

El cirujano maxilofacial está capacitado para el tratamiento de los tumores que afectan al tracto aerodigestivo superior, macizo facial y cuello, si bien por su relación con especialidades como estomatología y odontología se encuentra más habituado con el tratamiento de las neoplasias de la cavidad oral. El cáncer oral representa aproximadamente el 3-5% de todos los cánceres del organismo. Ofrece tendencia a la invasión por contigüidad y también a la metastatización linfática a los ganglios cervicales.

Desde hace 2-3 décadas no se han conseguido mejoras espectaculares en la supervivencia de los pacientes afectos por neoplasias en estadios avanzados de cavidad oral, sin embargo, la reconstrucción y por lo tanto la calidad de vida, ha sufrido un cambio espectacular gracias al auge de las técnicas microquirúrgicas y a la implantología.

Patología de las glándulas salivales

Los síntomas más frecuentes referidos a las glándulas salivales son tumefacción o crecimiento, dolor, xerostomía (boca seca) e hipersialorrea. Una historia clínica cuidadosa nos orientará el diagnóstico. Las pruebas complementarias más utilizadas son la radiología (TAC y ecografía), Las técnicas con isótopos radiactivos y la punción-aspiración con aguja fina (PAAF).
Los procedimientos quirurgicos más frecuentes son:

  • Bajo anestesia local: Sialolitotomia,, Drenaje de abcesos de origen glandular, biopsia de gl.salivar menor o sulingual, exeresis de mucoceles, etc
  • Bajo anestesia general: parotidectomía superficial o total conservadora, parotidectomia radical, submaxilectomía, Exeresis de glandula salivar menor o sublingual. Estos procesos pueden asociarse a vaciamientos cervicales