El Servicio de Medicina Interna del Hospital Quirónsalud Madrid ofrece un enfoque integral de los pacientes durante su paso por el centro. El internista es el médico sobre el que pivota la atención clínica, guiando al paciente por los sucesivos procedimientos diagnósticos o terapéuticos, con un enfoque globalizador. Es el médico que prioriza sus necesidades y desentraña los procedimientos idóneos para resolver o afrontar sus problemas de salud. La Medicina Interna trabaja con el resto de especialidades en estrecha colaboración. En resumen, el internista es el médico general, con formación de especialista, cuyo ámbito de trabajo preferente es el hospital.

Algunas áreas específicas de la actividad del internista son:

  • El diagnóstico diferencial ("he ido a varios médicos y aún no saben lo que tengo").
  • La atención al paciente pluripatológico ("vengo a ver si me ordena usted la historia y prioriza mis necesidades y tratamientos..., lo que uno me dice que tome, otro me dice que es malo para mí").
  • Las enfermedades infecciosas ("tengo fiebre desde hace tiempo, no sé por qué").
  • La interconsulta médica desde el área quirúrgica ("la operación fue aparentemente bien, pero el paciente no"), tan importante en hospitales con gran dotación de equipos quirúrgicos como es el Hospital Quirónsalud Madrid.

Unidades específicas

En nuestra Unidad se desarrollarán, en cooperación con otras especialidades médicas, las siguientes unidades:

  • Consulta de Riesgo Cardiovascular: Unidad coordinada con Cardiología, Endocrinología, Nefrología, Neurología y Angiología, para conseguir una asistencia integrada del paciente con alto riesgo cardiovascular, incidiendo en la problemática sanitaria número uno de los países industrializados.
  • Consulta de Insuficiencia Cardiaca, coordinada con el área de Cardiología, puesto que esta enfermedad, de incidencia creciente, requiere la elaboración de protocolos y seguimiento durante la estancia hospitalaria y después de la hospitalización, para mejorar la calidad de vida de los pacientes, evitando así reingresos y complicaciones.
  • Unidad de Tabaquismo: Coordinada con Neumología y áreas cardiovasculares, para ofrecer programas de evaluación, tratamiento y apoyo al paciente fumador.
  • Unidad de Patología Infecciosa HospitalariaEste enlace se abrirá en una ventana nueva: El internista coordina la política antibiótica del hospital, elabora los protocolos diagnósticos de la fiebre que se origina dentro o fuera del mismo, y ofrece un rápido diagnóstico y tratamiento de las infecciones.
  • Unidad de Patología Médico-Psiquiátrica: Se concibe para identificar y tratar adecuadamente los problemas médicos que afectan a los pacientes psiquiátricos, y viceversa, así como el abordaje de los problemas psicosomáticos.
  • Unidad de Enfermedades Autoinmunes: Por su multiplicidad de síntomas y afectación de diversos órganos y sistemas, la valoración y tratamiento por un internista ofrece un abordaje integrador y eficiente.
  • Unidad del viajeroEste enlace se abrirá en una ventana nueva