pet_tacpet_tac

El servicio de Medicina Nuclear e Imagen Molecular del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid ha sido concebido como un servicio central, integrado en la estructura hospitalaria y con la finalidad de ofrecer, junto al resto de servicios hospitalarios, los recursos asistenciales necesarios para una asistencia sanitaria integral.

Tecnología de vanguardia. El Servicio de Medicina Nuclear dispone de la más avanzada tecnología diagnóstica al contar con un equipo SPECT-TACEste enlace se abrirá en una ventana nueva de 16 cortes (Discovery NM/CT 670 Pro) y un equipo PET-TACEste enlace se abrirá en una ventana nueva de 64 cortes (Discovery PET-CT 690), ambos de última generación. Estos recursos tecnológicos permiten abarcar la práctica totalidad de exploraciones de Medicina Nuclear.


Técnicas diagnósticas. Las exploraciones de medicina nuclear son seguras ya que los radiofármacos de uso diagnóstico no tienen acción fármaco-terapéutica. Por otra parte, la radiación del isótopo administrado al paciente es similar o inferior a la recibida en una exploración radiológica convencional.

Las exploraciones requieren la administración previa de un radiofármaco órgano-específico, que habitualmente es por vía endovenosa. Este se fijará en el órgano o sistema que se pretende valorar. Mediante un sistema detector (SPECT-TAC y PET-TACEste enlace se abrirá en una ventana nueva), se estudiará su distribución y actividad, aportando una información funcional/metabólica no accesible mediante otros métodos de diagnóstico por imagen.

Exploraciones gammagráficas. Las exploraciones de Medicina Nuclear convencional son múltiples y diversas, con una metodología propia cada una de ellas. Las técnicas diagnósticas comprenden:

  • Los estudios de rastreo óseo y oncológico con trazadores convencionales, mediante técnica de barrido.
  • Adquisiciones dinámicas tras la administración del trazador para estudios renales y digestivos, permitiendo la obtención de curvas de incorporación y Actividad/Tiempo.
  • Exploraciones estáticas para estudios de patología ósea benigna o el sistema endocrinológico.
  • Exploraciones topográficas (SPECT-TACEste enlace se abrirá en una ventana nueva) para el estudio de afecciones cardiacas, cerebrales o patología de esqueleto axial, obteniendo imágenes en los tres ejes del espacio para una correcta delimitación de la patología al tener el soporte de la imagen anatómica TAC

Tomografía por Emisión de Positrones. La técnica PET-TAC desarrolla sus aplicaciones fundamentales en el campo de la oncología mediante el estudio del metabolismo celular y permitiendo el diagnóstico precoz de malignidad, estudio de extensión, valoración de respuesta terapéutica y detección de recidiva en una gran variedad de tumores. La PET-TACEste enlace se abrirá en una ventana nueva abre nuevas expectativas de aplicaciones como la Planificación de Radioterapia.

El equipo también realiza estudios de cerebro, aportando una ayuda diagnóstica en la valoración del deterioro cognitivo, enfermedades de movimientos anormales y epilepsias.


La Tomografía por Emisión de Positrones (PET) es el más significativo avance en el diagnóstico del cáncer a través de la imagen en los últimos 30 años. La imagen así obtenida permite detectar viabilidad tumoral de forma incruenta y no accesible hasta hace pocos años. El resultado es una reducción de la incertidumbre diagnóstica, condicionando en muchos casos la actitud terapéutica frente a la enfermedad.

Radioterapia metabólica. Los procedimientos terapéuticos en Medicina Nuclear se realizan con emisores de radiación, generalmente de energías elevadas y tiene sus principales aplicaciones en el cáncer de tiroides y el hipertiroidismo.
El servicio de Medicina Nuclear de Quirónsalud Madrid dispone de una habitación para radioterapia metabólica debidamente acondicionada y con el más alto nivel de sistemas de radioprotección. Además, se aplican terapias con emisores alfa/beta como el Radio 223 o la radioembolización con microesferas de 90Yitrio

Cirugía radioguiada. Tanto con la técnica ROLL como SNOLL, la Medicina Nuclear resulta de una gran ayuda para el cirujano no sólo en la localización y detección del ganglio centinela (Ca de mama, melanoma, tumores cabeza y cuello, etc) como en la detección intraoperatoria de lesiones de difícil localización (adenomas paratiroides, nódulos pulmonares, adenopatías, etc.) Para ello, el Servicio cuenta con dos sondas inalámbricas de última generación que permiten una rápida y fácil detección intraoperatoria