Ansiedad y depresión


falta-de-airefalta-de-aire

La sensación de dificultad para respirar puede ocasionarle ansiedad, que empeora la dificultad para respirar y además puede hacer que aparezcan otros síntomas como palpitaciones, opresión, náuseas, sudoración, mareo, hormigueo en las extremidades.

Algunos de estos consejos pueden serle útiles para manejar la ansiedad:

  • Realizar ejercicios de autocontrol de la respiración y técnicas de relajación, especialmente cuando comience a sentir ansiedad.
  • Planifique sus tareas diarias con objetivos realistas.
  • Cuando comience a sentir una crisis de ansiedad:
  • Trate de racionalizar lo que está sintiendo.
  • Recuerde que es una reacción exagerada de ansiedad, que no está ante un peligro importante.
  • Interrumpa lo que esté pensando, pensamientos negativos.
  • Intente calmarse y relajarse poco a poco, concéntrese en su respiración, no hay prisa, intente distraerse.

No es infrecuente que las personas con EPOC, padezcan depresión, la enfermedad puede ocasionarle una limitación para realizar actividades cotidianas y aislamiento. Provocándole sentimientos como tristeza, falta de interés, cambios de humor, cansancio, pérdida de energía, dificultad para concentrarse, sentimiento de impotencia y desesperanza, problemas para dormir.

Si cree que puede estar deprimido, consulte a su médico. Algunos de estos sentimientos pueden mejorar hablando de cómo enfrentarse a problemas que le preocupan y en algunas ocasiones puede requerir tratamiento específico con el que mejorará.

Le facilitamos algunos consejos:

  • Manténgase activo. Planifique actividades, aunque le cueste ponerse en marcha o no le apetezca, el mantenerse activo le hará sentirse mejor.
  • No sea demasiado exigente, hasta dónde puede llegar.
  • Planifique alguna actividad agradable para usted.
  • Intente disfrutar con las pequeñas cosas.
  • Mantenga rutinas de horarios de sueño.

Recuerde que el abuso de tabaco, alcohol u otras drogas no controlará su depresión y generará o agravará otros problemas.