El avance en los últimos años de la industria farmacéutica y de las instalaciones hospitalarias, nos permite que muchos de nuestros pacientes reciban su tratamiento sin necesidad de ser hospitalizados.

El Hospital de Día Oncológico supone una notable mejora para el enfermo y su familia, pues en unas horas pueden regresar a su domicilio siempre que su situación clínica no lo impida.

Nuestro Hospital de Día tiene una serie de áreas específicas para atender adecuadamente a los pacientes y respetar su derecho a la intimidad.

La atención personalizada que reciben los pacientes en el Hospital de Día es igual a la que podrían recibir en régimen de hospitalización, pero sin las molestias intrínsecas a la hospitalización.


Las consultas se sitúan junto al Hospital de Día Oncológico para mayor agilidad. En caso de ponerse un ciclo de quimioterapia, se extrae la sangre para control en H.D.O. Hasta que reciba los resultados (unos 20-30 minutos) puede esperar fuera del H.D.O. Una vez recibidos los resultados, pasa a consulta y de allí vuelve a H.D.O. para iniciar el tratamiento, todo ello en un mismo pasillo.