Principales campos de actuación

Clínica y diagnóstico en psiquiatría y psicología del niño:
Tratamiento de los trastornos de conducta que precozmente se manifiestan por un temperamento difícil en el inicio del desarrollo. Trastornos del afecto, de la adaptación y del sueño. Trastornos del vínculo y de la comunicación.

Fracaso escolar, trastornos del lenguaje y del aprendizaje en niños y adolescentes:
Evaluación y diagnóstico diferencial con otras patologías. Tratamiento que incida en los aspectos psicoeducativos del niño, de los padres y de los profesores.

Planes educacionales o de reeducación en colaboración con el colegio y los padres, que monitoriza el progreso del niño o del adolescente y que también trata los trastornos comórbidos mediante el apoyo o la psicoterapia individual y/o grupal.

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad:
Diagnóstico y evaluación de la conducta persistente de inatención, hiperactividad e impulsividad de la población escolar, y que altera el rendimiento, el estado afectivo, la autoestima y el comportamiento.
Tratamiento que incluye la psicoterapia individual y/o de grupo con técnicas de modificación de conducta o cognitivas aconsejables. Intervenciones psicoeducativas con adaptación curricular. Tratamiento psicofarmacológico si precisa.

Trastornos del comportamiento y trastornos por uso de sustancias en niños y adolescentes:
Diagnóstico diferencial con otros trastornos psiquiátricos. Intervención terapéutica a nivel ambulatorio en tratamiento individual y/o grupal. Terapia de familia. Hospitalización en régimen abierto si se precisa. Hospitalización de día o inclusión en centros específicos.

Trastornos de ansiedad y estrés:
Evaluación y tratamiento de los trastornos de angustia, fobias social y escolar, obsesiones y compulsiones, tics, trastorno por estrés postraumático, problemas derivados del acoso escolar, etc. Psicoterapia individual y/o grupal. Terapia de familia.

Trastornos depresivos en niño y adolescente y conductas suicidas del adolescente:
Diagnóstico diferencial con otras patologías. Intervención terapéutica a nivel farmacológico, psicoterapia individual y/o grupal, intervención a nivel sociofamiliar. Hospitalización en régimen abierto si se precisa.

Trastornos psicosomáticos de la primera infancia, edad escolar y adolescencia:
Tratamiento de las quejas somáticas sin causa médica detectada (mareos, algias, síntomas de ahogo, problemas dermatológicos, problemas digestivos, trastornos del sueño, etc.) que pueden constituir hasta el 40% de las manifestaciones clínicas en estas edades. Tratamiento psicofarmacológico si se precisa y psicoterapia individual y/o grupal.

Trastornos generalizados del desarrollo:
Diagnóstico de las perturbaciones graves y generalizadas que afectan a varias áreas del desarrollo (autismo, síndrome de Asperger, etc.). Derivación a centros específicos de tratamiento.

Trastorno bipolar de la infancia, la niñez y adolescencia:
Diagnóstico y tratamiento de patologías afectivas generadoras de trastornos del comportamiento y de la interacción social. Hospitalización en régimen abierto si se precisa. Hospitalización parcial. Psicoterapia individual y familiar.

Esquizofrenia prepuberal y del adolescente:
Diagnóstico y tratamiento de estas graves patologías. Hospitalización en régimen abierto si se precisa. Hospitalización de día en la red de hospitales de día, específicos para tratamiento de trastornos emocionales graves. Psicoterapia individual y familiar.

Trastornos derivados de la separación y el divorcio.

Trastornos reactivos a la situación de adopción.

Recursos terapéuticos

Nuestro equipo terapéutico comparte un marco que contempla las patologías como resultantes de conflictos entre tendencias organizadas en los niveles biológicos, psicológicos, familiares y sociales. Comprende una evaluación individualizada con todas las pruebas diagnósticas físicas y psicométricas de los trastornos, en un marco de diálogo que acoge los motivos personales del paciente y la familia.

Para conseguir los objetivos terapéuticos disponemos de:

  • Programas de hospitalización total o parcial en régimen abierto.
  • Tratamiento psicofarmacológico, si se precisa.
  • Psicoterapia individual específica de orientación psicodinámica.
  • Psicoterapia individual cognitivo- conductual.
  • Psicoterapia grupal de orientación psicodinámica.
  • Terapia de apoyo a la familia (grupos operativos).
  • Terapia familiar.
  • Talleres de psicoeducación.
  • Orientación escolar, académica y profesional.

La ubicación de nuestra unidad en el marco hospitalario, nos permite solicitar la colaboración de:

  • Servicio de Pediatría.
  • Neuropsicología.
  • Logopedia y Aprendizaje.
  • Diagnóstico por imagen y Electroencefalografía.
  • Neuropediatría.
  • Oftalmología.
  • Otorrinolaringología, etc.

El plan de tratamiento individualizado se centra en la resolución del proceso patológico y tiene como finalidad, no sólo la adaptación del niño o adolescente a su entorno actual, sino la mejora de sus capacidades y habilidades para intervenir sobre sí mismo y el ambiente, favoreciendo formas de equilibrio más eficaces tanto para la propia estabilidad como para el entorno afectivo y social.