Encuéntranos en el 914 352 936 o en el correo electrónico fiv.mad@quironsalud.esEste enlace se abrirá en una ventana nueva



Inseminación artificial

La inseminación artificial es una sencilla técnica que consiste en introducir semen capacitado (mejorado) en el útero, previa estimulación ovárica y sincronización con la ovulación.

Su tasa de éxito por ciclo (intento) es de un 20% (en mujeres menores de 36 años, que tengan al menos una trompa permeable y cuya pareja tenga un seminograma con REM superior a 3 millones). En mujeres de 37 a 39 años se reduce al 15% y entre 40 y 41 años, al 10%.

En general se realizan 3-4 ciclos dado que por encima de este número la tasa de embarazo desciende progresivamente.

Fecundación in vitro (FIV)
Esta técnica es más compleja, ya que el objetivo fundamental es generar embriones y colocarlos en el útero de la mujer. Se precisa una estimulación ovárica más intensa; la extracción de los ovocitos se realiza mediante una punción ovárica bajo sedación (anestesia general suave) y se fecundan en el laboratorio con el semen de la pareja. Los embriones obtenidos se dejan varios días en el labora¬torio hasta poder seleccionar aquellos con una aparente mejor calidad para transferirlos a la mujer.

Aunque el éxito depende de múltiples factores, el más importante es la edad materna. Tenemos tasas de gestación del 60% en menores de 34 años y del 35% en aquellas alrededor de los 39, siendo inferiores al 30% en las mujeres mayores de 40 años.

reproduccion_asistida_laboratorioreproduccion_asistida_laboratorio


Vitrificación de óvulos
Se realiza como complemento de un ciclo FIV en el que, por indicación clínica (riesgo de hiperesti¬mulación ovárica) o analítica (alteraciones hormonales), no es conveniente realizar la transferencia de los embriones en el mismo ciclo.

Puede también hacerse antes de un tratamiento oncológico siempre que el pronóstico de la paciente lo permita, dado que la fertilidad poscirugía, radioterapia o quimioterapia es incierta.

Otra de las aplicaciones más frecuentes es la preservación de la fertilidad en mujeres que desean posponer la maternidad.

Crioconservación de espermatozoides
Puede efectuarse en un ciclo FIV, cuando el varón tenga dificultades para estar disponible durante el tratamiento o se prevean dificultades efectivas para obtener la muestra.

También se hace tras una biopsia testicular (siempre que los espermatozoides obtenidos tengan características adecuadas para su uso posterior) y antes de un tratamiento oncológico, cuando el pronóstico del paciente lo permita.

Recepción de óvulos donados
Consiste en el uso de los óvulos de una mujer joven (donante). Se emplea en casos de edad materna avanzada, menopausia precoz o mala calidad ovocitaria. La paciente recibe un sencillo tratamiento hormonal para reforzar el desarrollo del endometrio (útero) y coordinar la recepción de los embriones.

Diagnóstico genético preimplantacional
Diagnóstico genético preimplantacional. Análisis genético de los embriones resultantes de un ciclo FIV para seleccionar los no portadores de una determinada enfermedad hereditaria grave conocida previamente en los padres.

Screening genético preimplantacional
Análisis genético de los embriones resultantes de un ciclo FIV para seleccionar los no portadores de un desequilibrio cromosómico (de utilidad en algunos casos de aborto de repetición y en edad materna avanzada).

Si deseáis conocer en profundidad los tratamientos más adecuado para vuestro caso, no dudéis en pedir información en la consulta.


  • Más información y contacto en el teléfono 914 352 936 o en el correo electrónico: fiv.mad@quironsalud.esEste enlace se abrirá en una ventana nueva