• Dermatología Clínica: Prevención y diagnóstico precoz del cáncer de piel. Dado el alarmante aumento del cáncer de piel melanoma y no melanoma en los últimos años y su presentación a edades cada vez más tempranas, es recomendable acudir al menos 1 vez al año al dermatólogo para una exploración completa de la piel y de los lunares. Los especialistas en Dermatología cuentan con nuevas técnicas muy útiles para diagnosticar de forma precisa y fiable, constatar la curación y realizar un seguimiento posterior monitorizado de las recidivas y la aparición de lesiones premalignas o lesiones tumorales en estadios iniciales.
  • Dermatoscopia manual: permite analizar las lesiones pigmentadas, identificar aquellas sospechosas, evaluar su evolución en el tiempo comparando las imágenes y diagnosticar de forma precoz el melanoma y otras lesiones tumorales o premalignas. Esta es una técnica muy útil también para el seguimiento de pacientes de riesgo y la identificación precoz de segundas neoplasias.
  • Dermatología Pediátrica: Consulta monográfica específica para el diagnóstico, tratamiento, seguimiento y prevención de las enfermedades propias de la piel de los niños.
  • Enfermedades inflamatorias (dermatitis atópica).
  • Evaluación y tratamiento del acné.
  • Enfermedades infecciosas (infecciones por hongos, verrugas).
  • Condiciones congénitas: lesiones pigmentadas congénitas, malformaciones vasculares, hemangiomas.
  • Evaluación y seguimiento de los lunares.
  • Evaluación del tipo de piel y fototipo del niño, consejo a los padres sobre su cuidado y medidas de fotoprotección adecuadas.
  • Hiperhidrosis: Tratamiento de la hipersudoración mediante infiltración con toxina botulínica.
  • Dermatología Cosmética: evaluación de problemas cosméticos derivados de condiciones dermatológicas específicas (cuperosis, rosácea, acné, melasma, cloasma) y envejecimiento de la piel. Tanto en el caso del embellecimiento como en el caso del rejuvenecimiento, los tratamientos se indican sobre la base de que deben contribuir a mejorar la salud. Nuestros dermatólogos le plantearán un plan de cuidados personalizado que, en ocasiones, puede aconsejar alguna técnica de rejuvenecimiento dermatológico.