La fisioterapia de Suelo Pélvico es una especialidad relativamente joven en España dentro del área de la fisioterapia. En los últimos años se ha avanzado mucho en las técnicas de tratamiento y gracias a sus buenos resultados y a su carácter conservador, se ha convertido en el primer tratamiento de elección en disfunciones leves o moderadas de suelo pélvico tanto en la mujer como en el hombre y en el niño.


¿Qué es el suelo pélvico?

Es un conjunto de músculos, fascias y ligamentos que se encuentran en la base de la cavidad abdominal. El suelo pélvico tiene un papel fundamental en diversas funciones vitales, tales como:

  • Función de continencia (de orina, heces y gases)
  • Función de sostén de las vísceras pélvicas
  • Función sexual
  • Función reproductiva

Es por ello que cuando el suelo pélvico se deteriora debido a diferentes factores como el embarazo o parto, estreñimiento crónico, esfuerzos hiperpresivos o la menopausia aparecen alteraciones como la incontinencia urinaria, fecal o de gases, prolapsos (descenso de la vejiga, útero o recto) o disfunciones sexuales (dolor, anorgasmia, vaginismo...)

En el Hospital Quirón Salud Murcia entendemos que las patologías que aparecen en el suelo pélvico deben ser atendidas de una manera multidisciplinar para así llegar al tratamiento más adecuado y personalizado para cada paciente. Por ello contamos con una Unidad de Suelo Pélvico integrada por Ginecólogos, Urólogos, Coloproctólogos, Cirujanos, Fisioterapeutas y Matronas.


PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

Desde la Fisioterapia de Suelo Pélvico se tratan diversas patologías ya instauradas, pero también puede ayudar a la prevención de la aparición de las mismas.

¿En qué situaciones nos puede ayudar la Fisioterapia de Suelo Pélvico?

  • Incontinencia urinaria (esfuerzo, urgencia y mixta)
  • Incontinencia de heces o gases
  • Tras cirugía uroginecológica
  • Dolor pélvico crónico
  • Embarazo (masaje perineal, reeducación abdómino-pélvica...)
  • Recuperación postparto
  • Tratamiento de la cicatriz tras episiotomía, desgarro o cesárea
  • Prolapso (hasta grado II)
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Diástasis abdominal
  • Debilidad de suelo pélvico
  • Síndrome de micción no coordinada
  • Incontinencia urinaria tras cirugía de próstata
  • Atrapamiento del nervio pudendo (causa miofascial)
  • Estreñimiento
  • Anismo
  • Hiperactividad vesical
  • En niños: enuresis, encopresis, extrofia vesical...

FISIOTERAPIA POSTPARTO

Durante el parto el suelo pélvico es sometido a una gran tensión dando lugar a daños en su funcionalidad a corto o largo plazo. A parte de la revisión ginecológica, se recomienda someterse siempre auna valoración abdomino-pélvica por parte de la fisioterapeuta especializada entre la semana 6 y la 12 tras el parto independientemente de la aparición o no de síntomas, ya que la prevención es fundamental en este tipo de patologías.