La Unidad del Dolor es fundamental para un óptimo tratamiento de ciertas enfermedades y un mejor control de síntomas y efectos secundarios. Durante la cirugía (intraoperatorio) se realiza la supresión del dolor y el mantenimiento de las constantes vitales. El control del dolor después de la cirugía (postoperatorio) es de vital importancia para el bienestar del paciente. El anestesiólogo conoce a la perfección las medicaciones y técnicas que mejor se adaptan a cada paciente y a cada tipo de intervención para conseguir un postoperatorio confortable. Debido a su formación y entrenamiento, los anestesiólogos están cualificados para el tratamiento médico del dolor causado por enfermedades agudas o crónicas.

  • Dolor Agudo: calmar el dolor postoperatorio mediante tratamientos con medicación o con técnicas invasivas (bloqueos nerviosos y la implantación de catéteres epidurales o de plexo).
  • Dolor Crónico: para aquellos pacientes que han sido vistos por otros especialistas diversos y presentan un dolor crónico. En este caso el anestesiólogo estudia el origen del dolor para poder aplicar el mejor tratamiento mediante varias técnicas: medicación vía oral, infiltraciones (punción de sustancias en varias zonas corporales), radiofrecuencia (aparatos que emiten ondas que pueden aliviar el dolor), implantación de reservorios, aplicación de sustancias neurolíticias que destruyen los nervios, etc. Los profesionales de Quirónsalud Murcia disponen de la última tecnología farmacológica y de la formación más actualizada en su área de conocimiento que les ayuda a prever y/o corregir posibles desequilibrios y a proporcionar una mejor y más saludable recuperación a los pacientes intervenidos.