La exploración urodinámica es un estudio especializado de las vías urinarias que realiza el urólogo y que busca valorar el funcionamiento del tracto urinario inferior. De esta manera se consigue un mejor diagnóstico gracias a los registros obtenidos durante su realización y establecer así el tratamiento específico que debe recibir el paciente.

Durante la urodinamia se determina la función del tracto urinario, tanto durante el almacenamiento de orina en la vejiga como durante el vaciamiento. Para la realización de la prueba se debe de llenar la vejiga introduciendo una sonda de pequeño calibre a través de la uretra, lo que permitirá la medición de la presión dentro de la vejiga y, al mismo tiempo, llevará el líquido con el que se llena la vejiga (que es agua estéril) a su interior. Se debe introducir además una sonda rectal que medirá la presión abdominal. Una vez colocadas las sondas en su lugar adecuado, se procede a llenar la vejiga y a tomar los respectivos registros. Posteriormente, cuando el paciente manifieste deseo de orinar, se suspende la irrigación para que inicie la micción.

Se indica la realización de un estudio urodinamico siempre que haya sospecha de un mal funcionamiento del tracto urinario inferior. Algunas de las indicaciones de urodinamia son:

  • Estudio de la vejiga neurogénica (mielodisplasias, trauma medular, daño cerebral, etc.).
  • Infecciones urinarias recurrentes cuando se descartan las causas anatómicas.
  • Incontinencia urinaria en la mujer.
  • Estudio de la incontinencia urinaria en los niños y enuresis (micción durante el sueño).
  • Estudio de la incontinencia urinaria en los hombres.
  • Infecciones urinarias en niños cuando se sospecha una causa funcional.
  • Síntomas urinarios bajos en el hombre y la mujer (micción frecuente en el día y la noche, retención urinaria, ardor al orinar, etc).