Los neurólogos valoran pacientes con trastornos del sistema nervioso (cerebro, médula espinal y nervio periférico), trastornos musculares y dolor de cabeza.

Son los especialistas que diagnostican, tratan y previenen la enfermedad cerebrovascular (ictus isquémico y hemorrágico), la enfermedad de Parkinson y otros trastornos del movimiento, la epilepsia, la esclerosis múltiple y otras enfermedades desmielinizantes, la enfermedad de Alzheimer y otras demencias, el dolor de cabeza, las infecciones del sistema nervioso y las neuropatías periféricas.