La Unidad de Aparato Digestivo y Hepatología se encarga del estudio, diagnóstico y tratamiento de las afecciones del hígado.

Las causas más frecuentes de estas alteraciones son el virus de la hepatitis, el alcohol y el sobrepeso, teniendo que destacar en los últimos años las relacionadas con alteraciones de la inmunidad, con variantes genéticas o con efectos tóxicos de medicamentos o de otras sustancias.

Desde la unidad se trabaja en el diagnóstico de diversas enfermedades que pudieran afectar al hígado en la fase anterior a las complicaciones y en la administración de tratamientos específicos para algunas de ellas, que son capaces de detener su progresión y evitar las complicaciones de la fase avanzada, así como de controlar y disminuir los riesgos de las complicaciones.

Todo esto se consigue con el diagnóstico de la causa, la evaluación de la fase en que se encuentra, la indicación de tratamientos específicos en cada caso y su seguimiento, y el control periódico de los pacientes para tomar las medidas necesarias en cada momento de su evolución.

La unidad dispone de expertos en hepatología que junto con la última tecnología, en medios diagnósticos y terapéuticos, hace posible la asistencia integral de todo tipo de pacientes con afección hepática.