La resección hepática se considera después de más de 20 años de estudio como la única terapia curativa para pacientes con metástasis hepáticas de cáncer colorrectal. Mediante esta cirugía se extirpa una parte del hígado, donde está localizada la enfermedad. Los beneficios de la intervención consisten en la eliminación completa o parcial de los síntomas y la detención, en su caso, de la enfermedad.

La unidad cuenta con instrumental específico para tratamiento quirúrgico: disector ultrasónico, wáter jet, bisturí armónico, Ligasure y TissueLink.

Equipos multidisciplinares y comités de decisión como los del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa son la clave del éxito en el tratamiento de la metástasis hepática de origen colorrectal.