Complementando al laboratorio clínico se encarga de realizar análisis de microorganismos como bacterias, salmonella o e-colli.