Se encarga de la prevención, detección, evaluación, diagnóstico y tratamiento de patologías/trastornos de la comunicación oral y escrita, del lenguaje, del habla, de la voz, de la deglución y de la audición, tanto en población infantil como en adolescentes y adultos.

Trastornos en niños:

  • Atención temprana.
  • Problemas de deglución, deglución atípica.
  • Terapia miofuncional.
  • Retrasos del lenguaje.
  • Trastornos específicos del lenguaje.
  • Problemas de articulación.
  • Problemas de la voz.
  • Trastornos de la fluidez verbal / tartamudez.
  • Dificultades de lectura (dislexia) y de escritura.
  • Problemas en educación bilingüe.
  • Disfasias.
  • Malformaciones de órganos articulatorios relacionados con el habla.
  • Problemas de audición.
  • Adquisición del lenguaje después de implante coclear.
  • Déficit de memoria o atención auditiva.
  • Trastornos generalizados del desarrollo (TGD).
  • Autismo.
  • Parálisis Cerebral.
  • Síndrome Down.


Trastornos en adultos:

  • Problemas de deglución, disfagia
  • Problemas de articulación.
  • Problemas de la voz.
  • Trastornos de la fluidez verbal / tartamudez.
  • Dificultades de lectura (dislexia) y de escritura.
  • Problemas foniátricos.
  • Problemas para hablar, articular, tragar después de derrame cerebral o traumatismo cráneo-encefálico, Afasia.
  • Cáncer de la laringe.
  • Enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson, Alzheimer, Esclerosis Múltiple y ELA.
  • Problemas postoperatorios de neurología, otorrinolaringología, cirugía general, cervical y maxilofacial.

Además, en esta especialidad se realizan numerosas pruebas funcionales en voz, audición y deglución; todo ello con el objetivo de prevenir y tratar posibles patologías.