El Hospital Quirónsalud Infanta Luisa está equipado con un PET-TAC capaz de proporcionar imágenes dinámicas de los más pequeños cambios traducidos por marcadores moleculares. Esta tecnología permite visualizar lesiones oncológicas con mayor seguridad y sensibilidad, realiza estudios cerebrales rápidos y de alta resolución, así como evaluar y analizar el sistema cardiovascular de forma cuantitativa y dinámica.