La Unidad de Implantología Capilar utiliza la técnica de "Extracción por Unidades Foliculares" (FUE), una de las más avanzadas y efectivas. Este método no necesita puntos de sutura, siendo el postoperatorio más sencillo y de rápida recuperación.

Tras el procedimiento, la falta de pelo comienza a invertirse y el crecimiento del cabello es gradual y seguro. El trasplante mejora la apariencia y confianza de los pacientes.