Pautas para una dieta sana y equilibrada

Ahora, en estos meses previos al periodo estival, se comienza la llamada ‘operación bikini’ que a veces se traduce en hábitos alimenticios insanos con la creencia de que son beneficiosos para la salud.

Para evitar confusiones es necesario recordar unas normas básicas que ayudarán a conseguir que la dieta sea sana y equilibrada.

  • 1.Horario de comidas ordenado.
    Es importante organizar las actividades que se desarrollan a lo largo del día procurando respetar el horario regular de las comidas. Esto favorecerá el funcionamiento del organismo.

  • 2. Hacer cinco comidas al día.
    Además de las tres comidas principales (desayuno, almuerzo y cena), es recomendable tomar una pieza de fruta o un zumo a media mañana y a media tarde, que evitará que se llegue con demasiada hambre al almuerzo y a la cena, además de aumentar el metabolismo y proporcionar energía.

  • 3. Evitar la monotonía.
    Variar los platos que se toman cada día es importante ya que hace la dieta más completa. Hay que evitar comer lo primero que se encuentra en la nevera o en la despensa, siendo necesario planificar las comidas y alternar lo que se ingiere a lo largo de la semana.

  • 4. Evitar la comida basura.
    Reducir los refrescos y bebidas carbonatadas, bollería industrial y alimentos precocinados.

  • 5. Realizar cenas ligeras.
    No hay que abusar de alimentos altos en colesterol y grasas saturadas.

  • 6. Beber al menos dos litros de agua al día.
    El agua es vital para el organismo por lo que se aconseja ingerir, al menos, dos litros de agua al día. En el caso de realizar actividad física o deportiva es importante compensar la pérdida de líquido bebiendo agua de forma continuada y en cantidad suficiente.