Desarrollo cognitivo y psicológico

Desarrollo cognitivo y psicológico

Además de los cambios físicos, la adolescencia se acompaña de una serie de cambios a nivel psicológico necesarios para que el adolescente logre definir su identidad, establecer relaciones interpersonales y alcanzar su independencia.

Con la adolescencia las personas entran en la etapa designada como estadio del pensamiento formal abstracto.

En esta etapa de su desarrollo hay una mayor interacción social con su entorno, preocupación por las opiniones de sus amigos y compañeros, necesidad de aceptación por sus grupos y la aparición de sentimientos como el enamoramiento y el deseo de intimidad.

Esta transformación se relaciona directamente con la relación que tiene el adolescente con su núcleo familiar y su relación consigo mismo.

Relaciones del adolescente

Relación con los padres

Al inicio de la adolescencia los hijos tienen menos interés en las actividades y las relaciones con los padres, mostrándose algo rebeldes frente a los consejos y las críticas que estos les hacen.

La autoridad en esta etapa, sobre todo al inicio de ella, se traslada de los padres a los amigos, en especial en los que el joven idealiza como un modelo a seguir. El grupo ejerce mucha influencia, la cual puede incentivar cosas positivas como la práctica deportiva o de algún hobbie, así como cosas negativas entre las que se encuentra el consumo de drogas y la adopción de conductas de riesgo.

Hacia el final de la adolescencia esto puede variar, haciendo que el joven busque integrarse nuevamente a su familia y que se aleje un poco del grupo para establecer vínculos afectivos amorosos con una pareja.

Relación consigo mismo

La formación de una imagen de sí mismo es un proceso clave en esta etapa. Una vez que el cuerpo se va modificando, el adolescente va madurando también la forma en la que se ve y el concepto que tiene de sí mismo. Esto forma parte del proceso llamado autoconocimiento que es de gran importancia para que pueda aceptarse y valorarse, lo que es el fundamento de la autoestima.

La aceptación del cuerpo se acompaña también de los cuidados que el adolescente adopta para hacerlo más atractivo, aquí tiene una gran influencia las opiniones de los amigos y del grupo, así como su interés o atracción sexual.

Además, el joven experimenta cambios en su capacidad de aprender y comprender las cosas, así como en su creatividad. Su capacidad de identificar y aceptar sus virtudes tiene en esta etapa un gran papel a la hora de definir su vocación o actividad laboral o profesional que desarrollará en la etapa adulta.

La familia tiene un papel muy importante en el desarrollo cognitivo del adolescente

La familia es el apoyo o soporte de los niños. Las normas y límites que se dan en la familia constituyen una guía que le permite al adolescente tener un camino que vaya orientando su conducta.

Al igual que en el proceso de desarrollo físico, cuando hablamos de desarrollo psicológico, cada persona sigue su propio ritmo personal. Es importante ser flexibles y pacientes en este aspecto y respetar los diferentes ritmos de desarrollo.

Las crisis familiares, los hogares mal constituidos o desintegrados, los padres permisivos o ausentes, y el abandono son entornos que afectan la conducta que tendrá el adolescente. Los adolescentes criados en estos entornos tienen un mayor riesgo de tener una adolescencia conflictiva con conductas de riesgo como la temprana iniciación sexual, abandono del hogar, agresividad y consumo de drogas licitas o ilícitas, en este último caso con un mayor riesgo de desarrollar adicción y trastornos de la esfera mental.

Algunos consejos:

  • Mantén diálogo constante respecto a sus inquietudes y problemas.
  • Deja que sean ellos los que reflexionen y piensen. Si lo haces por ellos, corres el riesgo de dejarles acomodados en una etapa más tiempo del necesario. Fomenta la evolución de su pensamiento, dejándoles solo ante el problema. Déjales que piensen y haz de guía para que alcancen la solución, pero no se lo resuelvas.
  • Haz debates con ellos. Deja que se expresen, exponles tu forma de pensar.
  • Analiza problemas éticos y discute opciones y opiniones.
  • Ayúdales a elaborar hipótesis y deducciones.

Trastornos psicológicos en los adolescentes

En la adolescencia pueden iniciarse las manifestaciones de algunos problemas psicológicos. Es posible que sus manifestaciones puedan ser atribuidas a los cambios que esperan que ocurran en esta etapa.

El aislamiento y el ensimismamiento más allá de las situaciones transitorias características de esta etapa, pueden ser señal de inicio de trastornos como la depresión.

Otros jóvenes se muestran continuamente irritables, muy preocupados por los hechos y situaciones de su entorno, con gran negatividad y pesimismo. Estas manifestaciones pudieran estar asociadas a trastornos como la ansiedad.

Las conductas como desobediencia, rebeldía, tendencia a la ira, agresividad o violencia hacia otras personas o animales, robo y el daño a objetos y propiedades ajenas más que rebeldía puede ser una manifestación de problemas como el trastorno disocial, que corresponde a un trastorno de la personalidad.

La timidez excesiva con ansiedad ante la posibilidad de relacionamiento con otras personas puede ser reflejo del trastorno conocido como fobia social, que muchas veces se desarrolla como consecuencia de situaciones de bulling o acoso escolar.

Otro trastorno que puede presentarse en la adolescencia es una percepción alterada de la imagen corporal, que hace que el joven tenga la sensación de que su peso es excesivo o que su cuerpo es desproporcionado, llevándolo a desarrollar trastornos de la alimentación como la bulimia y la anorexia que pueden acarrear graves consecuencias para su salud física.



Bibliografía

  • AEP Asociación Española de Pediatría. Cruz Tratado de Pediatría, 11ª edición. Madrid: Editorial Médica Panamericana; 2017
  • Manual de diagnóstico y terapéutica en Pediatría". 6º edición. Ed. Panamericana. J. Guerrero-Fdez. A. Cartón Sánchez. A. Barreda Bonis. 2016
  • Nelson textbook of paediatrics Miller EK, Williams JV. Rhinoviruses. En: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme III JW, Schor NF.. 20ª ed. Elsevier. Philadelphia. 2018. p. 1612-3.
  • www.familiaysalud.esEste enlace se abrirá en una ventana nueva. AEPAP
Seleccionar
Categoría

Edad