Estimulación

Estimulación del desarrollo psicomotor y la actividad física

Esta fase se caracteriza por una mayor interacción del niño con su entorno, tanto con los objetos como con las personas que lo rodean. En esta etapa el niño desarrolla una gran curiosidad, lo que se ve favorecido por su mayor movilidad y por el desarrollo del lenguaje que le permite una mayor comunicación.

La exploración de este entorno y sus elementos es clave para que el niño aprenda a realizar importantes tareas que lo llevarán a desarrollar su independencia.

Actividades de estimulación según la edad de tu hijo


Los juegos tienen un importante papel en esta etapa del desarrollo infantil, por lo que pueden ser usados como forma de explorar el mundo, estimular el desarrollo psicomotor del niño y fomentar vínculos afectivos entre el niño y su familia.

Puedes involucrarte en los juegos y también incentivar a tu hijo a jugar con otros niños.

Algunas actividades que pueden realizarse para estimular el desarrollo psicomotor en esta etapa son:


3 a 4 años

Movilidad

  • Enseña a tu hijo a realizar las actividades relacionadas con su cuidado personal, como alimentarse, peinarse y cepillarse los dientes. Incentiva al niño a que las realice sin ayuda.
  • Estimula el juego en tu hijo: haz imitaciones de sonidos de animales y juegos de rol (que involucren representar un personaje).
  • Lleva a tu hijo a lugares donde pueda jugar al aire libre. Juegos como correr, andar en triciclo o monopatín, saltar o jugar con una pelota son muy importantes en esta etapa.
  • Enseña a tu hijo a nadar. Esto no solo le permitirá realizar una actividad deportiva muy completa, sino que además le dará una gran tranquilidad cuando realice actividades en el agua.

Lenguaje


  • Lee cuentos a tu hijo. Aclara el significado de las palabras que el niño no conoce.
  • Habla con tu hijo sobre sus actividades diarias. Utiliza un lenguaje sencillo y oraciones cortas, pero procura pronunciar bien las palabras y usarlas correctamente.
  • Hazle preguntas sencillas sobre sus actividades en la escuela y con otros niños.

4 a 5 años


Movilidad

  • Haz que juegue con bloques o piezas de distintos colores. Pídele que agrupe objetos según su color y pregúntale los colores de los distintos objetos que tienen en el hogar o en el entorno.
  • Estimula al niño a colorear dibujos y a hacer líneas y figuras sobre el papel.
  • Deja que tu hijo realice por sí mismo sus actividades de cuidado personal. Felicítalo cada vez que lo haga.
  • Fomenta las actividades al aire libre como correr, jugar a la pelota y saltar sobre uno y ambos pies. Procura que se involucre en los juegos con otros niños.
  • En preescolares se recomienda estar físicamente activos al menos 3 horas al día. A esta edad tiene más valor el tipo de actividad física que la intensidad.


Lenguaje

  • Lee cuentos o cuéntale historias al niño y hazle preguntas sencillas. Invítalo a conversar sobre el cuento.
  • Enséñale el nombre de los objetos del entorno juegua a nombrarlos o identificarlos.
  • Cuando el niño te enseñe sus dibujos, pídele que te explique qué fue lo que dibujó.
  • Enséñale las normas de la casa , conversa sobre ellas y la importancia de cumplirlas.

5 a 6 años


Movilidad

  • Deja que el niño realice sus actividades diarias sin interferir en las mismas.
  • Estimula los juegos de equilibrio como saltar sobre un solo pie, saltar a la cuerda, montar en bicicleta, monopatín o caminar sobre el suelo como si estuviera en la cuerda floja (colocando un pie delante del otro).
  • Pídele al niño que realice dibujos relacionados con los cuentos o historias que le has leído.
  • Dale tareas al niño y solicita su cumplimiento, como por ejemplo recoger sus juguetes, guardar sus zapatos, organizar sus cuadernos y demás útiles escolares.

Lenguaje

  • Enséñale a hacer comparaciones relacionadas con la forma y tamaño de los objetos, muéstrale dos objetos similares, por ejemplo dos cajas o dos platos, y trata de que él identifique cuál es más grande o más pequeño.
  • Haced comparaciones con cantidades de objetos, de cuales hay más y de que otros hay menos.
  • Estimula los juegos de rol (como la escuela, la casita) e invítalo a decir que hace su personaje.


Actividad física

Los niños deben realizar al menos 60 minutos de actividad física todos o la mayoría de los días de la semana. Esta actividad debe incluir ejercicio para mejorar la salud ósea, la fuerza muscular y la flexibilidad

La actividad física puede incluir andar, ir en bicicleta, columpiarse o sesiones con más gasto energético como puede ser correr, juegos de pilla-pilla, saltar y actividades en el agua.

No hay ningún deporte mejor que otro. Iniciarse en deportes de distintas modalidades da mayor posibilidad de desarrollo motor y expresividad creativa. Una vez conocidos varios deportes, podrá ir eligiendo aquel que le guste más y se adecúe a sus posibilidades, siendo preferible uno individual y otro en equipo.


Algunos cuidados que hay que tener en cuenta


No hay duda de que disminuir el sedentarismo y tener una actividad física regular es bueno para la salud. El estilo de vida físicamente activo en la niñez es una buena forma de prevención para ciertas enfermedades crónicas muy frecuentes en la edad adulta, como hipertensión, enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer, obesidad, problemas músculoesqueléticos y problemas de salud mental, ya que disminuye el estrés, aumenta la autoestima y favorece las relaciones sociales…

Hay total unanimidad en recomendar la actividad física regular en el niño como hábito o estilo de vida y disminuir el sedentarismo.

Si bien hay que incentivar el proceso de exploración del entorno y la socialización e interrelación con nuevas personas, es importante adoptar algunas medidas de seguridad.

Es importante que el niño aprenda lo que significa ser una persona extraña, así como que no debe acercarse ni responder las preguntas que hagan estas personas.

Al momento de realizar juegos al aire libre es necesario que vigiles al niño en todo momento. Entre los 3 y los 5 años son muy comunes las caídas y los accidentes, que pudieran traer graves consecuencias e incluso secuelas permanentes.

La mejor medida frente a esto es la prevención cuidando que el niño use las protecciones adecuadas tales como, cascos y rodilleras para andar en bicicleta o monopatín, que no juegue en las calles sino en aceras o parques y una vigilancia constante para evitar situaciones de riesgo.


Algunos consejos para que los padres promuevan la actividad física de sus hijos

  • Se debe predicar con el ejemplo. Si un niño ve que su padre practica deporte, se mostrará favorable a realizar también alguno.
  • Participa activamente en el juego y actividad física de tu hijo.
  • Limita el tiempo de pantalla (TV, consola…) y aumenta el del juego al aire libre.
  • Se estima que en preescolares puede ser suficiente la actividad espontánea cuando se le permite el juego libre y se recomienda estar físicamente activos al menos 3 horas al día.
  • Es recomendable que los padres participen en las actividades.
Seleccionar
Categoría

Edad