Inculcar hábitos de higiene a la hora de manipular alimentos e ingerirlos

Inculcar hábitos de higiene a la hora de manipular alimentos e ingerirlos

Los alimentos son fuente de nutrientes importantes para el adecuado crecimiento y desarrollo del niño. Su adecuada preparación y manipulación es de gran importancia, ya que cuando se encuentran contaminados pueden ser una forma de entrada al organismo de microorganismos causantes de diversas enfermedades.


Los alimentos pueden transmitir enfermedades

Es importante enseñarle al niño los efectos de diferentes microrganismos en el cuerpo, así como la forma en que estos pueden entrar a nuestro interior con la finalidad de poder tomar acciones preventivas.

Una forma de adquirir enfermedades infecciosas es a través del consumo de alimentos y agua contaminados.

Estos alimentos pueden estar contaminados al momento de adquirirlos (especialmente en el caso de frutas y vegetales), o bien contaminarse al momento de ser preparados o mientras son manipulados después de su preparación. Por esto es importante aprender a manejar los alimentos de forma segura.

Una vez que se ingiere un alimento contaminado, los microorganismos presentes en él (que pueden ser virus, bacterias o parásitos) entran al aparato digestivo afectando su funcionamiento.


Principales enfermedades transmitidas por los alimentos y agua contaminados

La infección del sistema digestivo se conoce como gastroenteritis. Esta produce molestias como dolor en el abdomen, náuseas, vómitos, diarrea, sangre en las heces, malestar general e incluso fiebre.

Los síntomas dependen del tipo de microorganismo que causa la infección y su intensidad puede variar dependiendo del estado de salud de cada niño. Los niños con un sistema inmunológico debilitado, como quienes se encuentran en tratamiento con medicamentos que afectan el sistema de defensas, pueden tener cuadros de mayor gravedad

En todos los casos puede darse tratamiento para aliviar los síntomas, aunque lo más importante es bajar la fiebre, mantener un adecuado aporte de líquidos de manera fraccionada para evitar los vómitos, aportar un dieta suave y fácil de asimilar sin forzar al niño, con el objetivo de prevenir la deshidratación y vigilar la evolución su evolución.


Hábitos a inculcar en el niño para garantizar una mayor seguridad alimentaria

La prevención de infecciones adquiridas con los alimentos es posible si adoptamos una serie de medidas tanto a la hora de preparar como de manipular los alimentos.

Estas medidas deben ser puestas en práctica por la persona responsable de elaborar las comidas, pero también pueden ser adoptadas por los niños, estas incluyen:

  • Lavar adecuadamente los alimentos que se van a consumir crudos, como es el caso de las frutas y algunos vegetales.
  • Mantener los alimentos que pueden descomponerse refrigerados hasta el momento de su consumo.
  • Lavarse bien las manos con agua y jabón antes de manipular o ingerir cualquier tipo de alimento.
  • Lavar los utensilios y recipientes con los que se van a preparar los alimentos.
  • Cocinar de forma adecuada los alimentos.
  • Evitar la exposición de los alimentos a moscas y otros tipos de insectos, para ello debe mantenerse tapada la comida hasta el momento de su consumo.
  • Evitar comer alimentos en sitios de venta ambulante o en donde haya poca higiene.
  • No comer un alimento que cayó al suelo o que entro en contacto con la mascota.
  • Lavarse bien las manos después de ir al baño o después de tocar a las mascotas.

Los padres deberán ir incorporando estos hábitos en la medida que los niños vayan integrándose a actividades como ayudar a preparar los alimentos.

Es necesario hacer hincapié en que los niños deben cumplir estas medidas de higiene mientras están en la escuela o cuando no estén siendo supervisados por los padres o algún cuidador.

En el caso de la escuela hay que hacer énfasis en que hay que lavarse las manos después de ir al baño, al terminar de jugar en el tiempo de recreo y antes de hacer alguna merienda.

Si algún miembro de la familia presenta algún tipo de infección del sistema digestivo, debe adoptar medidas para evitar contagiar a los demás miembros del hogar. Principalmente no compartir vasos, platos o cubiertos, lavarse bien las manos antes de comer y después de ir al baño.



Bibliografía

  • AEP Asociación Española de Pediatría. Cruz Tratado de Pediatría, 11ª edición. Madrid: Editorial Médica Panamericana; 2017
  • Manual de diagnóstico y terapéutica en Pediatría". 6º edición. Ed. Panamericana. J. Guerrero-Fdez. A. Cartón Sánchez. A. Barreda Bonis. 2016
  • Nelson textbook of paediatrics Miller EK, Williams JV. Rhinoviruses. En: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme III JW, Schor NF.. 20ª ed. Elsevier. Philadelphia. 2018. p. 1612-3.
  • www.familiaysalud.esEste enlace se abrirá en una ventana nueva. AEPAP
Seleccionar
Categoría

Edad