Rendimiento escolar, Identificando las dificultades

Rendimiento escolar

Los trastornos del aprendizaje son un grupo heterogéneo de diferentes alteraciones del desarrollo que se ponen de manifiesto en la etapa escolar.

Una vez iniciada la escolaridad, pueden ponerse en evidencia algunos problemas que pueden afectar el proceso de aprendizaje y que no se habían identificado en etapas anteriores. Estos son capaces de incidir de forma negativa en el rendimiento escolar del niño, lo que puede traer una serie de consecuencias negativas para su autoestima.

Los niños con esta afectación no son capaces de dominar las habilidades académicas propias de su edad, de su capacidad intelectual y de su nivel educativo.

Las dificultades en el aprendizaje empiezan en la etapa escolar, pero pueden no ser completamente manifiestas hasta que la demanda para aquella habilidad afectada exceda la capacidad individual.


Principales dificultades del aprendizaje

La mayoría de los niños pueden leer palabras a la edad de 6 años. A los 10 años son capaces de hacer las tareas escolares diarias.

Pueden tener trastornos neurológicos, psicológicos, retrasos psicomotores o del lenguajeEste enlace se abrirá en una ventana nueva, déficits visuales o auditivos, trastornos del comportamientoEste enlace se abrirá en una ventana nueva, trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH)Este enlace se abrirá en una ventana nueva.

Los diversos problemas del aprendizaje afectan por lo general el desarrollo de habilidades en la lectura, la escritura, el habla, el cálculo y en la comunicación no verbal: dislexiaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, discalculia o disortografía

Es importante estar atento a cualquier manifestación que indique la posibilidad de estar frente a un problema asociado con dificultad para el aprendizaje, para poder tomar acción lo antes posible y poder así minimizar su impacto.

Muchas veces son los maestros quienes identifican estos problemas y se los comunican a los padres, noticia que no siempre es tomada con agrado.

Las siguientes son algunas señales de que el niño pudiera estar presentado un trastorno del aprendizaje:

  • Falta de concentración
  • Falta de atención
  • Vocabulario pobre
  • Confusión con las letras o los números
  • Omisión de palabras o de números
  • Dificultad para hacer cálculos matemáticos
  • Uso incorrecto de los símbolos matemáticos
  • Dificultad para hacer series
  • Letra poco legible o mal alineada
  • Dificultad para expresar por escrito lo que está pensando
  • Dificultades para una buena orientación espacial
  • Problemas para integrarse o socializar con los demás niños
  • Comportamiento inadecuado frente a algunas situaciones

Niños en riesgo de desarrollar dificultades en el aprendizaje

Las razones por las que un niño puede desarrollar dificultades en su proceso de aprendizaje son muchas, sin embargo, existen algunos factores que aumentan el riesgo de que esto suceda, como se indica a continuación:

  • Niños prematuros o con bajo peso al nacer. Es posible que estos niños no hayan alcanzado un adecuado desarrollo de las zonas del cerebro relacionadas con habilidades como la audición, el habla y la memoria.
  • Niños con trastornos previo o durante el nacimiento que hayan afectado el aporte de oxígeno al cerebro. El cerebro es muy sensible a la falta de oxígeno, condición conocida en el argot médico como hipoxia. En el caso de los niños prematuros la vulnerabilidad es mayor, por lo que un niño que es prematuro y que además tuvo algún tipo de dificultad durante su nacimiento (como un parto difícil o prolongado que precisó algún tipo de intervención como la aplicación de un fórceps) podría tener un mayor riesgo de mostrar señales de dificultad para el aprendizaje.
  • Niños con antecedentes de trastornos del aprendizaje en su familia. En ocasiones, los trastornos del aprendizaje se relacionan con la existencia de enfermedades genéticas que pueden heredarse.
  • Niños maltratados. Los niños que han sido objeto de maltratos físicos o abuso sexual en su infancia pueden desarrollar trastornos psicológicos que pueden manifestarse con dificultades del aprendizaje al llegar a la edad escolar.

Cuando buscar ayuda especializada

Si usted nota alguna de estas dificultades en su hijo, o un cuidador o maestro le notifica de su existencia. Es necesario siempre la ayuda profesional especializada. Es posible que el niño tenga problemas físicos que puedan ser solucionados (como déficit de atención, hiperactividad, alteraciones visuales o problemas de audición).

El abordaje directo de estas dificultades debe hacerse desde una perspectiva global eso incluye el apoyo de familiares y profesores, mediante programas individualizados para cada dificultad específica y siempre en colaboración con los profesionales específicos en cada área (neurólogos, logopedas, psicopedagogos, psicólogos, etc.).

El único tratamiento eficaz de los trastornos del aprendizaje es una correcta enseñanza, un proceso de reeducación con técnicas específicas individualizadas, que debe iniciarse lo antes posible.



Bibliografía

  • AEP Asociación Española de Pediatría. Cruz Tratado de Pediatría, 11ª edición. Madrid: Editorial Médica Panamericana; 2017
  • Manual de diagnóstico y terapéutica en Pediatría". 6º edición. Ed. Panamericana. J. Guerrero-Fdez. A. Cartón Sánchez. A. Barreda Bonis. 2016
  • Nelson textbook of paediatrics Miller EK, Williams JV. Rhinoviruses. En: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme III JW, Schor NF.. 20ª ed. Elsevier. Philadelphia. 2018. p. 1612-3.
  • Trastornos de Aprendizaje. A. Sans et al. Pediatr Integral 2017; XXI (1): 23-31 14 junio, 2017.A. Sans, C. Boix, R. Colomé, A. López-Sala, A. Sanguinetti
  • www.familiaysalud.esEste enlace se abrirá en una ventana nueva. AEPAP
Seleccionar
Categoría

Edad