Principales trastornos de la salud que afectan a los niños entre 6 y 10 años de edad

Trastornos de la salud

Durante la etapa de la escolarización y dado que los niños pasan bastante tiempo en el aula y sobre todo durante el invierno en espacios cerrados, es muy frecuente el contagio de enfermedades infecciosas, muchas de ellas son de carácter viral y autolimitado y no revisten gravedad.

La mayoría de la población infantil esta vacunada frente a las enfermedades infecciosas potencialmente graves, pero es importante tener en cuenta que no siempre la vacunación en 100% eficaz. A largo de la infancia el sistema inmune del niño se va fortaleciendo y es más capaz de defenderse de las infecciones produciendo anticuerpos.

Por todo ello, es importante insistir en la prevención, que incluye además de la recomendación de vacunación a toda la población infantil, la enseñanza y la práctica de hábitos de higiene, algunos tan sencillos como el lavado de manos, a los más pequeños para así protegerse de posibles contagios.

La etapa escolar se caracteriza también, por una mayor interacción social y por el inicio de actividades como las prácticas deportivas, por ello en esta etapa también son frecuentes los accidentes. deportivos, escolares y también en el hogar, para evitarlos la prevención es esencial.


Principales problemas de salud en los niños de 6 a 10 años de edad

Durante la etapa escolar se producen de manera habitual enfermedades infecciosas con alto nivel de contagiosidad y, aunque la mayoría suelen ser de carácter leve y manejo ambulatorio.

Muchas infecciones que pueden aparecer en esta etapa son prevenibles por vacunas, de ahí la importancia de vacunar a tu hijo.

Infecciones respiratorias: son frecuentes en época invernal, la mayoría suelen ser catarros de vías altas, faringitis, laringitis e infecciones virales como la gripe u otros virus respiratorio. Ocurren con más facilidad porque se contagian al toser, al hablar, al trasferir los gérmenes de un niño a otro, por ejemplo, con sus manos. Se aconseja insistir e inculcar el hábito de lavado de manos frecuente a los escolares y los adultos que los supervisan durante su estancia escolar

En algunos casos las infecciones virales catarrales se pueden complicar y favorecer el desarrollo de bronquitis o crisis de broncoespasmo en escolares especialmente susceptibles.

Otros procesos infecciosos de esta etapa escolar son las amigdalitis bacterianas, neumonías y otitis, cuyos síntomas como malestar general, tos o persistencia febril, deben ser valoradas por el pediatra para poder instaurar el tratamiento adecuado.

En la etapa escolar se da una enfermedad conocida como la enfermedad del beso porque se transmite por el intercambio de saliva, que es la Mononucleosis infecciosa. Suele consistir en proceso con fiebre alta, inflamación de faringe y amígdalas, en la mayoría de los casos no hay complicaciones y solo precisa tratamiento sintomático. En algunos casos más graves se precisa vigilancia en el hospital.

Otra enfermedad frecuente en la edad escolar es el Síndrome o enfermedad mano-boca-pie. Se suele dar en niños de entre dos y diez años. Aparecen pequeñas ampollas y llagas, primero en la boca y luego en las manos y pies, también fiebre, inapetencia y malestar general. El tratamiento es sintomático con antitérmicos y ofreciendo mucho líquido.

Oxiuros o lombrices intestinales: afectan a millones de niños en todo el mundo, causan picor en la zona del ano, a veces también en los genitales. El contagio se produce por llevarse a la boca los huevos. Se debe tratar con medicamentos que matan al parásito adulto, aunque pueden producirse reinfecciones. Para evitar las reinfecciones se debe lavar con frecuencia la ropa interior y de cama, además de lavarse bien las manos con frecuencia.

Pediculosis o piojos: Son pequeños insectos que se alojan en la cabeza, alimentándose de sangre. La picadura no duele, pero provoca una reacción alérgica que produce picor. No vuelan ni saltan, pero se mueven muy rápido por el pelo y pasan de una cabeza a otra, si están juntas, con facilidad. Es de gran importancia eliminar el piojo adulto con productos específicos y de sus huevos (liendres), para evitar reinfecciones.

Gastroenteritis aguda: Puede provocar vómitos, diarrea, fiebre, y dolor abdominal. Es de muy fácil contagio por vía fecal-oral. Importante mantener una buena hidratación. La prevención implica la higiene de manos estricta

Infecciones urinarias: pueden provocar síntomas leves o incluso presentar fiebre alta, siempre precisan tratamiento antibiótico para su curación.


Otras patologías frecuentes en la edad escolar son:

  • Caries dentales. Es posible que los niños padezcan lesiones como caries dentales en esta etapa, en especial cuando no tienen buenos hábitos de higiene como el correcto cepillado dental. Se recomienda valoración por el odontopediatra.
  • Traumatismos y accidentes. La actividad física durante las prácticas deportivas o al jugar con los compañeros en la escuela o fuera de ella, puede dar lugar a que ocurran accidentes como caídas que pueden ocasionar contusiones, esguinces o incluso fracturas.
  • Enfermedades alérgicas. Las alergias son trastornos que pueden aparecer desde el nacimiento. Sin embargo, algunas condiciones alérgicas como es el caso del asma bronquial pueden mostrar mayores exacerbaciones en esta etapa por factores como la actividad física, las infecciones o el estrés emocional que puede acompañar a algunos niños al inicio de la escolaridad.
  • Problemas de la visión. Los trastornos de la visión se identifican con más frecuencia en la etapa escolar, ya que el niño permanece en el aula, haciendo que se ponga en evidencia algún problema de visión.
  • Dolor de cabeza. Cada día es más común que los niños desarrollen dolor de cabeza por tensión de los músculos de la columna cervical, esto se relaciona con mantener el cuello en una posición fija para ver el móvil o cualquier otro dispositivo electrónico por un tiempo prolongado.
  • Dolor de espalda y alteraciones del aparato locomotor, que deben ser valoradas por el pediatra y traumatólogo si fuera necesario

Las consultas de control de niño sano son un buen momento para hacer el seguimiento del crecimiento y desarrollo del niño, así como identificar a tiempo algunos problemas de la salud. Sin embargo, en el momento que se presentan síntomas o señales de alguna enfermedad es necesario hacer una visita al pediatra para el diagnóstico y pautar el tratamiento específico para cada patología.

Otra enfermedad menos frecuente, pero que suele ser graves es al cáncer. Si bien el cáncer no es uno de los problemas de salud más frecuentes en los niños, si es posible que ocurra. Las enfermedades malignas más frecuentes en la infancia son las leucemias y los tumores del sistema nervioso.

La leucemia afecta a los glóbulos blancos de la sangre, haciendo que la medula ósea produzca muchos más glóbulos blancos de lo normal, pero de forma defectuosa, por lo que estos no son capaces de combatir las infecciones de forma adecuada.

Los tumores cerebrales pueden originarse a partir de diferentes tipos de células nerviosas, llamadas neuronas, produciendo síntomas que dependen de donde se ubique la lesión. Algunos síntomas de alarma son dolor de cabeza, cambios de conducta o alteraciones la movilidad.

Todas estas enfermedades deben ser valoradas por un especialista.



Bibliografía

  • AEP Asociación Española de Pediatría. Cruz Tratado de Pediatría, 11ª edición. Madrid: Editorial Médica Panamericana; 2017
  • Manual de diagnóstico y terapéutica en Pediatría". 6º edición. Ed. Panamericana. J. Guerrero-Fdez. A. Cartón Sánchez. A. Barreda Bonis. 2016
  • Nelson textbook of paediatrics Miller EK, Williams JV. Rhinoviruses. En: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme III JW, Schor NF.. 20ª ed. Elsevier. Philadelphia. 2018. p. 1612-3.
  • www.familiaysalud.esEste enlace se abrirá en una ventana nueva. AEPAP
Seleccionar
Categoría

Edad