La Unidad de Medicina Funcional del Hospital Quirónsalud Málaga amplía sus servicios al ámbito de la Medicina del Deporte, aportando un novedoso enfoque diagnóstico y terapéutico basado en el Método Teryos (Therapeutic Target Non-Invasive Stimulation). Se trata de un método terapéutico que mejora la funcionalidad del paciente y el rendimiento del deportista, apoyándose, de manera coordinada, en herramientas bioelectrónicas, estimulación neurofuncional y ejercicio físico, siempre de manera no invasiva y sin efectos secundarios.

Fases del Método Teryos

Este procedimiento consta de cuatro fases y cada fase finaliza cuando se evidencia, mediante pruebas diagnósticas funcionales, la normalización de las respuestas de las dianas terapéuticas sobre las que se ha actuado selectivamente en dicha fase.

La primera fase, la desensibilización, es el primer escalón en la mejora funcional, que consiste en el diagnóstico y tratamiento de los procesos de sensibilización sensitiva y sensibilización neurológica periférica y central, que determinan los cuadros de dolor y los patrones de activación neuromuscular disfuncionantes.

Una vez modulados los procesos de sensibilización sensitiva se puede abordar la fase de la analgesia, el tratamiento de los cuadros de dolor, especialmente de tipo neuropático en los procesos más cronificados.

La tercera fase es la de la coordinación neuromuscular. El control de los procesos de sensibilización y de dolor facilita "la estimulación de patrones de activación neuromuscular fisiológicos", algo que podemos realizar "a través de mecanotransducción, activación neurológica y estimulación neuromuscular, mediante el uso de dispositivos biotecnológicos y de activación muscular consciente".

La cuarta fase del Método Teryos comprende un programa de ejercicio físico. La finalidad de la Medicina Funcional es la práctica adecuada y suficiente de ejercicio físico para la mejora de variables como la capacidad aeróbica o la fuerza. La prescripción de ejercicio se debe basar en "la búsqueda de estímulos precisos que contribuyan a la mejora de la forma física y, en concreto, de la capacidad aeróbica o de resistencia y de la fuerza", destaca el doctor Carlos de Teresa. Según el especialista, el ejercicio físico debe ser prescrito, según modalidad, intensidad, frecuencia y duración, "con el objetivo de mejorar las principales respuestas necesarias para el mantenimiento de la salud: capacidad antioxidante, antiinflamatoria, función endotelial vascular, sensibilidad de los receptores insulínicos o de los betaadrenérgicos y neuroplasticidad".


Premio Excelencia Empresarial 2020

La Unidad de Medicina Funcional del Hospital Quirónsalud Málaga ha recibido el "Premio a la Excelencia Empresarial 2020", otorgado por el Instituto para la Excelencia Profesional, con el que se reconoce la creación y puesta en marcha del Método Teryos por parte de este equipo médico; un método terapéutico que se encuentra disponible, exclusivamente, en la Unidad de Medicina Funcional y del Deporte del Hospital Quirónsalud Málaga y en el Centro Clínico Biotronic Salud, en Granada.


Premio Excelencia Empresarial 2020_Medicina FuncionalPremio Excelencia Empresarial 2020_Medicina Funcional