La neurocirugía, especialidad que trata los trastornos del sistema nervioso central y periférico susceptibles de tener tratamiento quirúrgico, es una rama de la cirugía que en los últimos años ha experimentado un desarrollo enorme derivado del progreso técnico asociado al siglo XXI.


Este progreso, como en otras partes de las Neurociencias, ha condicionado una superespecialización que obliga a trabajar de forma multidisciplinar si pretendemos cumplir los estándares de calidad que la sociedad médica exige. Por ello trabajo que se realiza en el servicio de Neurocirugía del Hospital Quirónsalud Málaga, integrado en el área de Neurociencias comienza por dedicar a cada paciente el tiempo necesario para elaborar un claro concepto de tratamiento en forma precisa y rápida con las últimas técnicas de la ciencia de neurocirugía estándar internacional y continúa con la realización de técnicas especializadas como la microcirugía de la columna vertebral, cirugía vascular intracraneal, curugía específica de "base de cráneo", neurocirugía pediátrica. Los tratamientos e intervenciones se realizan en las nuevas y modernas instalaciones de las que el Hospital Quirónsalud de Málaga está dotado. Para los casos más complicados contamos con un amplio grupo de especialistas con quienes cooperamos.


Otra de nuestras finalidades es asistir de forma continuada (24 horas al dia) y multidisciplinaria a nuestros pacientes mientras dure el tratamiento y naturalmente después del mismo poniendo en marcha cuantas técnicas de fisioterapia, logopedia, asistencia psiquiátrica, neuropsicológica o en psicología clínica sean necesarias para conseguir la mejor rehabilitación posible en cada caso.


Los pacientes deberán acudir a nuestra consulta siempre provistos con toda la documentación referente a su historia clínica (p. ejemplo resonancia magnética -RNM-, tomografía axial computorizada -TAC-, radiografías etc.), puesto que cada información puede ser de gran valor para el diagnóstico y tratamiento sucesivo. Se presta asimismo una importante atención a la indicación quirúrgica (se interviene solo lo estrictamente imprescindible), a la confección de "segundas opiniones" y al desarrollo de técnicas de tratamiento neuroquirúrgico "conservador".