En Hospital Quirónsalud Málaga, la Obstetricia obtiene lo mejor de una medicina de vanguardia conservando toda la esencia natural de un parto. Para ello, el equipo da prioridad a la educación maternal, con un aula para futuras mamás en la que participan matronas, ginecólogos, neonatólogos y anestesiólogos. También ofrece la oportunidad de una consulta preconcepcional, para aquellas mujeres que deseen saber en qué situación se encuentran de cara a planificar su embarazo.


Después, los ginecólogos de Quirónsalud Málaga desarrollan un seguimiento especial de cada embarazo y con una vigilancia reforzada cuando existe alguna patología. En este contexto, se pone a disposición de los padres una unidad de fisiopatología fetal.


El servicio también incorpora las ecografías de diagnóstico prenatal, que detectan cualquier posible malformación del feto, las realizadas en cuatro dimensiones, que ofrecen con exquisita exactitud los rasgos del futuro bebé, así como exploraciones invasivas, desde la amniocentesis a la biopsia corial.


Sin embargo, lo que realmente distingue al Área de Maternidad de hospital Quirónsalud Málaga es la implantación convencida de una mayor humanización del parto. El reto es, según subraya el jefe de servicio de Ginecología, Andrés Carlos López Díaz, mantener las excelentes tasas de morbimortalidad registradas en España en los últimos años, pero con un mayor respeto a la figura de la madre a la hora de dar a luz. El rasurado, el enema o la episiotomía pasan ahora a formar parte de un plan de partos que presenta la madre, asesorada por los profesionales que la han acompañado desde la gestación.


Menos medicalización y más cariño. La mujer se siente acompañada desde que llega al hospital por matronas, ginecólogos, anestesiólogos y neonatólogos; tiene la posibilidad de dilatar en bañeras de agua caliente y de elegir la postura que le sea más cómoda para dar a luz. En Quirónsalud Málaga, donde se garantiza la anestesia epidural en todo momento, también se ofrece la posibilidad de que las cesáreas necesarias puedan practicarse con anestesia epidural para que la madre pueda ver a su hijo nada más nacer.


Pero sin duda, todos estos pasos dirigidos a recuperar el carácter natural y no patológico del parto pasarían a un segundo plano si el Hospital Quirónsalud Málaga no contara con una UCI neonatal perfectamente equipada y que garantiza a que ningún bebé tenga que ser trasladado si surge alguna complicación. Esta UCI neonatal, atendida por los mejores profesionales, convierte a Quirónsalud Málaga en el hospital privado de Andalucía mejor equipado para atender partos de menos de 34 semanas.