Es un nuevo tratamiento que resulta efectivo para tratar el debilitamiento y la caída de pelo del hombre y la mujer. Esta nueva técnica utiliza factores de crecimiento que se extraen de las plaquetas del paciente. Contienen gran cantidad de factores de crecimiento que son proteínas del paciente que activan la raíz del pelo, mejoran la calidad del cabello y detienen la caída. Este tratamiento restablece la actividad del folículo piloso, frenando la caída y revirtiendo el afinamiento del pelo.

Después del tratamiento el paciente puede continuar con su vida normal, ir a trabajar, al gimnasio; no requiriendo tiempo de recuperación.