Pruebas diagnósticas


  • Pruebas cutáneas (prick-test, intradérmicas y prick-prick) para el estudio de neumoalergenos, alimentos, medicamentos, látex, veneno de himenópteros y Anisakis.
  • Pruebas epicutáneas para estudio de alergias de la piel y eczemas de contacto, conocidas como el test del parche. Se realizan colocando en la espalda del paciente pequeñas cantidades del producto sospechoso, y procediendo a su lectura a las 48 horas y a las 96 horas.
  • Estudios in vitro de detección de IgE específica.
  • Estudios de función respiratoria: espirometria y test de broncodilatadores, necesarias para el diagnóstico de asma bronquial.
  • Técnicas de provocación conjuntival y bronquial.
  • Estudio de provocación controlada de medicamentos y alimentos. Estas se realizan en el hospital en unidades vigiladas.
  • Unidades de inmunoterapia: para el seguimiento y control de los pacientes que estén recibiendo tratamiento con extractos hiposensibilizantes.