Orientada al tratamiento de las enfermedades de la órbita, las vías lagrimales y los párpados. Todos los tratamientos del envejecimiento de los párpados (blefaroplastia, botox...) experimentan por sus buenos resultados una extraordinaria demanda social.

Los párpados son una de las estructuras corporales que más sufren los cambios producidos por la edad y, sobre todo, por la acción de los rayos solares. La aparición de manchas en la piel, arrugas y bolsas transforman el aspecto facial de manera distinta en cada persona. Por este motivo, con frecuencia se origina una insatisfacción con la propia imagen y la necesidad de preguntarse acerca de la posibilidad de una mejora.

  • Arrugas y manchas cutáneas.

La progresiva aparición de manchas y arrugas en la piel palpebral, así como las denominadas patas de gallo, son consecuencia de una serie de fenómenos de fotoenvejecimiento.
Las arrugas se producen por la pérdida del colágeno dérmico, la capa más profunda, permitiendo a la piel replegarse sobre si misma, mientras que las manchas se producen por afectación de la epidermis, la capa más superficial.

La mayoría de arrugas pueden ser eliminadas o reducidas mediante la técnica denominada resurfacing, que se realiza con un láser específico, mucho más preciso que el realizado por el peeling químico. El láser elimina la epidermis con una precisión de milésimas de milímetro e induce una reacción en la dermis que estimula la formación de colágeno y el estiramiento de la piel. Se entiende que las manchas localizadas a este nivel son también eliminadas y, a su vez, reemplazadas por epidermis sana, de coloración normal.

Nosotros utilizamos el láser combinado de erbium-CO2 para tratar la superficie cutánea, ya que tiene una serie de virtudes muy importantes:

• Puede aplicarse anestesiando la zona con una pomada o mediante pequeñas inyecciones, lo cual facilita el carácter ambulatorio de esta intervención.
• El tiempo de curación de las heridas suele ser de 6 a 8 días y en general no supera las dos semanas.
• Produce menos enrojecimiento cutáneo que ninguna otra técnica.


  • Vía lagrimal

¿Por qué se produce el lagrimeo? La obstrucción de la vía lagrimal es la causa de la mayoría de los casos de lagrimeo. Sin embargo, las lesiones pueden localizarse en varios puntos a lo largo del sistema de tuberías de drenaje lagrimal.

lagrimeo

El cierre del punto lagrimal (entrada de la vía lagrimal) produce lagrimeo intermitente sin infección y precisa de una dilatación quirúrgica. Sin embargo, las obstrucciones de la salida de la vía lagrimal a la nariz, que son las más frecuentes, producen primeramente lagrimeo y con el tiempo infección del saco lagrimal.

El tratamiento de la mayoría de enfermedades lagrimales es de tipo quirúrgico. La dacriocistorrinostomía endonasal o externa bajo anestesia local es la técnica quirúrgica que tiene mejores resultados consiguiendo la desaparición o la mejoría del lagrimeo en más de un 90% de los pacientes intervenidos.
Por lo general, la intervención se realiza mediante un endoscopio nasal, para evitar la cicatriz temporalmente visible de la citada técnica.


  • Pequeños tumores benignos

Los tumores benignos pueden eliminarse con el láser de erbium-YAG. Primeramente, se practica una pequeña inyección de anestésico en la base de la lesión y de inmediato ya pueden aplicarse los impactos necesarios para que la lesión desaparezca o se reduzca hasta el punto deseado. Esta operación puede tardar unos pocos minutos. La curación será completa al cabo de unos días y, analizando los resultados a largo plazo, la cicatriz será mínima o inexistente, mejor que en la mayoría de los otros métodos existentes.


  • Trastornos patológicos de los párpados

Los cambios en la posición de los párpados pueden ser producidos por una:

- Rotación del párpado hacia afuera, la parte inferior del ojo queda desprotegida, aparece un enrojecimiento y se añade un lagrimeo.

- Rotación del párpado hacia adentro, las pestañas contactan con la córnea produciendo úlceras y dolor.

Los trastornos palpebrales menos frecuentes són:

- La parálisis facial: Defecto de cierre ocular o blefarospasmo que produce cierres palpebrales bruscos y que imposibilitan al paciente hacer una vida normal.
- Pequeños tumores benignos que aparecen en la piel, como verrugas, pecas, xantelasmas, etc.


  • Descenso del párpado superior:

El descenso del párpado superior o el párpado superior bajo (ptosis palpebral) produce un llamativo defecto estético y puede llegar a dificultar la visión si ocluye el eje visual.
Generalmente es necesaria una intervención para reparar el músculo elevador, puesto que lo que ha ocurrido es que se ha desinsertado del párpado superior, cayendo éste hacia abajo. Cuando el músculo está muy inhabilitado, circunstancia que ocurre con cierta frecuencia de forma congénita, aún hay la posibilidad de suspender el párpado de la ceja mediante la utilización de tejidos biológicos propios (fascia lata o aponeurosis del temporal) o bien de materiales sintéticos de fácil integración.


  • Trastornos palpebrales menos frecuentes:

La parálisis facial puede con el tiempo precisar tratamiento quirúrgico, como es el caso de la implantación de láminas de oro o platino. También puede ser útil la colocación de injertos en el párpado inferior o la suspensión de la mejilla.
En el blefarospasmo se producen cierres palpebrales bruscos que imposibilitan al paciente hacer una vida normal y que responden muy bien a las inyecciones de toxina botulínica.


  • Blefaroplastia - Bolsas palpebrales

Las bolsas palpebrales, són producidas por un exceso de piel, que suelen ser más llamativas en los párpados superiores y producidas por un prolapso de la grasa retroocular detrás de los párpados, que se manifiestan en los párpados inferiores y en la porción nasal del párpado superior.

bolsasEstos defectos pueden ser estudiados comparando el aspecto actual del paciente con el que tenía varios años atrás, proponiéndose la intervención que más se ajuste a las expectativas individuales.

La intervención para corregir el defecto de las bolsas palpebrales recibe el nombre de blefaroplastia y consiste en eliminar el tejido sobrante de los párpados para devolverles el aspecto que tenían años antes. Se puede realizar mediante puntas de tungsten o el láser de CO2, el cual permite un corte preciso y reduce el tiempo quirúrgico debido a su capacidad para controlar el sangrado. En los casos de arrugas palpebrales poco profundas, puede evitarse la cirugía convencional y tratarse mediante la técnica del resurfacing con láser solamente. Esta técnica tiene además los beneficios adicionales de eliminar las manchas y las pequeñas lesiones cutáneas, dándole a la piel un aspecto rejuvenecido.

Para extirpar la piel sobrante se realizan las incisiones en el interior de los pliegues cutáneos naturales, lo cual ofrece la ventaja de que en poco tiempo se harán invisibles. Alternativamente, la grasa se extirpa o se vaporiza con el láser de CO2 a través de una incisión transconjuntival, es decir, por detrás del párpado, siendo en todo momento invisible. Cuando éstos casos se acompañan de arrugas no muy intensas en la piel de dichos párpados, puede practicarse durante la intervención un resurfacing de la zona obteniéndose los beneficios ante citados.

parpado

Blefaroplastia

Todas estas intervenciones se realizan bajo anestesia local y de forma ambulatoria, considerándose la opción de no tapar los ojos en el postoperatorio o hacerlo durante las primeras horas.


  • Prótesis oculares

La pérdida de la visión de un ojo se acompaña frecuentemente de fenómenos estructurales en el mismo que acaban por producir atrofia, dolor o, simplemente, deterioro estético. Esto nos hace plantearnos la cuestión de cómo sacarle el máximo partido a la insatisfactoria situación.

La colocación de una prótesis ocular se basa en sustituir el globo ocular enfermo por un implante mediante una intervención (enucleación o evisceración). Actualmente, se acepta que las fabricadas con hidroxiapatita, medpor o alúmina son las más deseables debido a que quedan completamente integradas dentro del organismo al crecer el tejido propio en su interior.

Implante ocular

Implante ocular

Al cabo de varias semanas, un ocularista moldeará una 'cascarilla' que se colocará por encima. Esta segunda prótesis, tendrá el mismo color que el otro ojo y, de este modo, no se percibirá diferencia alguna.

Prótesis ocular

Prótesis ocular

Los pacientes a los que se les fue extirpado un globo ocular hace años también pueden recibir un implante y mejorar su anatomía.

Este campo ha evolucionado mucho en los últimos años y permite obtener excelentes resultados, ya sea mediante intervenciones relativamente sencillas o con la utilización de las últimas tecnologías láser.