Modernas tecnologías diagnósticas, nuevos fármacos y novedosos procedimientos quirúrgicos están mejorando la batalla contra esta devastadora enfermedad, conocida como la ceguera silenciosa.


El glaucoma representa una de las principales causas de ceguera, evitable si es diagnosticada y tratada a tiempo. El glaucoma es una enfermedad del nervio óptico, que es el conjunto de fibras nerviosas que transmite la información visual desde el ojo hasta el cerebro.


En el glaucoma, el nervio óptico se lesiona progresivamente, perdiendo fibras nerviosas de manera irreversible.
Como consecuencia, la visión se pierde lentamente, primero en el campo visual periférico y después en el centro. Por desgracia, la persona que padece glaucoma sólo aprecia esta pérdida cuando la enfermedad está muy avanzada, y consulta con el oftalmólogo cuando ya es demasiado tarde.


Nervio óptico normal Nervio óptico con glaucoma
Nervio óptico normal Nervio óptico con glaucoma

  • ¿Cuál es la causa?

La mayoría de los glaucomas se producen por un aumento de la presión ocular. La presión ocular se mide en milímetros de mercurio. Cuando su valor es de 22 o superior, hablamos de hipertensión ocular.

La detección de una hipertensión ocular exige realizar un estudio para conocer si se ha producido glaucoma o no. Si no se detecta glaucoma, el oftalmólogo decidirá si debe iniciarse un tratamiento preventivo o si puede vigilar al paciente sin dar tratamiento.

En otras personas, el glaucoma se produce en ausencia de hipertensión ocular, siendo en estos casos un riego vascular insuficiente o una especial debilidad del nervio óptico la causa principal de la enfermedad.

El riesgo de padecer glaucoma aumenta a medida que nos hacemos mayores. Así, es importante acudir a chequeos oculares periódicos, cada dos años en personas entre 40 y 60 años de edad, y cada año a partir de los 60.

El riesgo que presentan los familiares directos de una persona a la que se ha diagnosticado glaucoma, es más elevado que el de la población general, por ello deben revisarse también de manera periódica.


  • Tipos de Glaucoma

El glaucoma más frecuente es el llamado primario de ángulo abierto. En esta forma de la enfermedad, la presión se encuentra en general ligera o moderadamente elevada.

En otros casos, denominados glaucomas secundarios, también de ángulo abierto, existe una causa específica que aumenta la presión ocular.

Por último, menos frecuente en nuestro medio, se encuentra el llamado glaucoma por cierre angular, que puede ser agudo (provoca dolor y rápida pérdida de visión) o crónico.

El diagnóstico del tipo de glaucoma es muy importante, ya que el tratamiento puede ser diferente.

¿Qué pruebas ofrecen los oftalmólogos en el Instituto Oftalmológico Quirónsalud de Barcelona para detectarlo y vigilarlo?

El glaucoma es una enfermedad crónica, y exige pruebas especiales, tanto para su diagnóstico como para su control a lo largo del tiempo.

Las pruebas fundamentales que se realizan en el Instituto Oftalmológico Quirónsalud de Barcelona son:


-Exploración del nervio óptico y obtención de fotografías
-Determinación de la presión ocular (tonometría)
-Exploración del ángulo irido-corneal (gonioscopía)
-Determinación del grosor corneal (paquimetría)
-Exploración del campo visual (campimetría)
-Medición de la capa de fibras nerviosas y del nervio óptico (GDx, HRT, OCT)


La pérdida del campo visual en el glaucoma es progresiva.


Campo visual normal Campo visual patológico Campo visual muy patológico
Campo visual normal Campo visual patológico Campo visual muy patológico



En el Instituto Oftalmológico Quirónsalud de Barcelona, los especialistas disponen de la última y más avanzada tecnología para el diagnóstico y control del glaucoma, lo que permite detectar a tiempo la enfermedad y vigilar su evolución de la forma más precisa.


  • ¿Cómo se trata el glaucoma en el Instituto Oftalmológico Quirónsalud de Barcelona?

El tratamiento del glaucoma consiste siempre en reducir la presión ocular. Para ello, pueden utilizarse distintas alternativas, como los colirios (gotas oculares), el láser, o la intervención quirúrgica. La elección de una u otra opción depende tanto de las características del paciente como de la enfermedad. Nuestros especialistas en glaucoma estudian y evalúan la situación e informan al paciente de las decisiones terapéuticas que se deben tomar.


En el Instituto Oftalmológico Quirónsalud de Barcelona, los especialistas en glaucoma realizan las intervenciones de última generación, como la esclerectomía profunda o el implante de sistemas valvulados de drenaje, seleccionando siempre la técnica más adecuada para cada caso.


 Documento PDF Más información sobre el glaucoma (2 MB) (2 páginas)