La actual situación de pandemia por coronavirus ha obligado al centro a reorganizarse para dar cabida a los pacientes con COVID19 en áreas aisladas del resto del hospital. Se han habilitado 23 camas de hospitalización y 14 nuevos puestos de UCI en el área quirúrgica y reorganizando los despachos de dirección de la 5ª planta que se han trasladado al área de restauración. También se han reestructurado las consultas.

Se han reforzado los equipos de Medicina Interna y Neumología, y están preparados para dar apoyo profesionales de diversos servicios del hospital como Oftalmología, Ginecología o Pediatría entre otros.