El equipo de Cirugía Plástica y Estética del Hospital El Pilar, te cuenta todo lo que debes saber sobre la mirada cansada, sus causas, cómo prevenirla y tratamientos.


En términos generales, la mirada cansada puede atribuirse a diferentes factores como la falta de descanso, el abuso de aparatos electrónicos, el estilo de vida, y la alimentación, que causan estragos en el aspecto de la piel, especialmente en el área de los ojos, donde la piel es mucho más fina.


Aunque estos factores sean de diversa índole, lo cierto que todos desembocan en los síntomas de mirada cansada, es decir, aparición de bolsas en los párpados, ojeras, y otros signos asociados con el envejecimiento y la apariencia de cansancio, acarreando un aspecto sin brillo y sin vitalidad.


En cuestión, la mirada cansada no está necesariamente vinculada con el cansancio en la visión, pues esta mirada otorga dicha apariencia pese a que no corresponda con las emociones y sentimientos reales, es decir, la apariencia de la piel se torna agotada y apagada, aunque la persona no se encuentre en ese estado.


Por ello, se han desarrollado diferentes tratamientos estéticos para esta condición, además se han determinado cuáles son sus principales causas, y cómo tratarlas.


Si bien, no hay un factor desencadenante, existen ciertos elementos que pueden empeorar el aspecto de la piel de esta zona conocidos como causas, donde las principales son:

  • Pérdida de la elasticidad en la piel
  • Exceso de peso en los párpados
  • Descanso inadecuado
  • Depilación facial
  • Factores genéticos

¿Cómo prevenir el cansancio en la mirada?


Existen ciertos hábitos que contribuyen a evitar esta condición, pues para muchos los ojos son el espejo del alma, y su apariencia afecta en gran medida la percepción personal, por ello, la importancia de cuidar del aspecto de esta zona, a fines de que logre proyectar vitalidad, energía y brillo.


Por ello, te recomendamos algunos tips y hábitos, que contribuirán a mejorar y cuidar el aspecto de esta área.

  • Hidratación: sin duda, el consumir suficiente agua es indispensable para el adecuado funcionamiento del organismo, en especial, en la zona del contorno de ojos la cual es propicia a deshidratarse, por ello, el consumo de abundante liquido contribuye a un aspecto radiante de la piel en general.
  • Cuidado de la piel: en la rutina de cuidado cutáneo es indispensable incluir productos que ayuden a hidratar esta área, pues estos contribuyen a mejorar el estado de dicha piel, especialmente, después de cierta edad.
  • Descanso: es indispensable dormir adecuadamente, preferiblemente entre 6 y 8 horas diarias, pues esto contribuye a disminuir los niveles de inflamación en los ojos, y evitar que se ensombrezca el área.
  • Alimentación saludable: lo ideal es mantener una dieta balanceada pues esto ayuda a la apariencia de la piel en general, sobre todo si es rica en frutas y verduras, en especial aquellas con alto contenido de agua y vitamina K.
  • Dispositivos electrónicos: el pasar demasiadas horas frente a una pantalla, puede ser contraproducente, y generar un aspecto de ojos cansados, por ello, se recomienda moderar el uso de estos dispositivos.
  • Cuidado de las cejas: otro factor a considerar es el cuidado de las cejas, pues contar con unas cejas bien depiladas y perfiladas, ayuda a aliviar el aspecto de mirada cansada, especialmente si poseen una forma ascendente.

La Blefaroplastia, tu mejor aliado contra la mirada cansada


Cabe acotar, que la medicina estética puede ofrecer diversas opciones para aliviar el aspecto de la mirada cansada, las cuales han tenido un auge durante los últimos años, entre ellas, la blefaroplastia, que consiste en una sencilla cirugía para corregir el exceso de piel y las bolsas, en la parte superior e inferior del parpado.


Destacando, que se puede realizar una corrección a nivel superior, inferior o en ambos, además, se trata de una cirugía ambulatoria, y de rápida recuperación que te permite volver a tus actividades cotidianas, al tanto sólo transcurrir un par de días, sumado a sus pocos cuidados postoperatorios, y las nulas cicatrices que se esconden en los surcos naturales de la piel.


Por otra parte, existen otros tratamientos que contribuyen a mejorar la apariencia de la mirada cansada, entre ellos, la mesoterapia, tratamiento ideal para eliminar bolsas de grasa localizada y para el rejuvenecimiento facial.


También se encuentran los rellenos con ácido hialurónico, por ejemplo, el Redensity II, el cual contribuye a eliminar el tono oscuro de las ojeras, que suele generar ese aspecto cansado y triste, devolviéndole luminosidad al rostro, a través de una corrección rápida y sencilla sin bisturí.


En conclusión, existen diversas causas y factores que influyen en una mirada cansada, pero además hay diferentes hábitos, tips de belleza, y alternativas estéticas para tratarla.

Etiquetas: mirada cansada | blefaroplastia | facial