20190923 Galleta_obesidad20190923 Galleta_obesidad
  • Ahora 1ª consulta gratuita
  • Infórmate ahora llamando al 94 489 80 30
  • Ahora con financiación sin intereses
  • Todos los tratamientos con la seguridad de contar con un entorno hospitalario

La Unidad de Obesidad aporta soluciones médicas personalizadas desde el sobrepeso hasta la obesidad extrema, con un enfoque multidisciplinar y sostenido en el tiempo.

Tipos de técnicas:

  • Balón intragástrico

El balón intragástrico es un método no invasivo para la pérdida controlada de peso. Se coloca
mediante endoscopia y bajo sedación anestésica. Es un método seguro para el tratamiento del sobrepeso y la obesidad de tipo I indicado en personas con un IMC >27. Más información

  • Balón ingerible

Este nuevo modelo de balón está indicado para personas con un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 27 y ayuda a perder de 10 a 15 kilos de media. El proceso de colocación del dispositivo dura 20 minutos de principio a fin y consiste en la ingesta de una cápsula de 2 centímetros de largo por 1,3 de ancho –un tamaño un poco mayor a la típica cápsula de antibiótico– que va unida a un catéter. El balón permanece en el estómago durante cuatro meses, que es cuando, degradado por la acidez gástrica, es expulsado por las heces. Más información

  • Técnica POSE

Es una técnica se realiza sin incisiones, ya que el especialista accede hasta el estómago por vía oral con un endoscopio. Consiste en realizar unos pliegues en el estómago, reduciendo su tamaño de forma permanente. Disminuye así la capacidad del estómago para almacenar la comida y ralentiza la velocidad de su vaciado. Además, se consigue que la sensación de saciedad sea más inmediata. Más información

  • Técnica APOLLO

Se trata de un método de reducción de estómago poco invasivo que se realiza por vía oral, mediante endoscopia, que no requiere cirugía y no deja cicatrices externas. La reducción del estómago disminuye la capacidad para almacenar la comida y ralentiza la velocidad de su vaciado, lo que significa que el paciente se sacia antes y mantiene una pérdida de peso constante. Otros beneficios asociados son: disminución de la presión arterial y del riesgo de sufrir enfermedades cardiacas y una mejora generalizada de la calidad de vida del paciente. Más información


  • Técnicas laparoscópicas

Estas técnicas están indicadas para pacientes con un Índice de Masa Corporal (IMC) superior a 40 o entre 35 y 40 con enfermedades graves asociadas (diabetes, hipertensión). Estas técnicas de cirugía de la obesidad mediante laparoscopia son una solución para reducir el peso a valores normales. Cada paciente, según sus características, puede requerir un procedimiento u otro.

Sleeve o tubo gástrico

Esta operación, también denominada gastrectomía vertical, consiste en recortar el estómago hasta construir un tubo que logra limitar hasta en un 25% la capacidad del estómago sin realizar cambios en el intestino. Está indicada en pacientes con un IMC >40 o bien >35 que presenten comorbilidades y se alcanza una pérdida de peso <60 kg.

By pass gástrico

El by pass combina una restricción importante con una malabsorción discreta, mediante la sección del estómago en su parte superior. Se deja una pequeña cámara donde entran los alimentos y desde donde pasan directamente al intestino delgado. Con este procedimiento se obtienen unas pérdidas de peso >60kg y requiere de un IMC >40 o >35 con comorbilidades, en este último caso las enfermedades asociadas a la obesidad suelen remitir en cierto grado.

Cirugía metabólica

La Unidad de Obesidad aplica las ventajas de la técnica laparoscópica para abordar el tratamiento de la Diabetes Mellitus (Tipo 2) en pacientes con obesidad. Esta cirugía está indicada a aquellas personas que, además de padecer este tipo de diabetes, tengan un IMC igual o mayor de 35. El objetivo es que el paciente consiga unas cifras de glucosa en sangre sin necesidad de medicamentos.

Más información