El 3 por ciento de los pacientes podrían beneficiarse de la cirugía de la epilepsia

Los pacientes epilépticos sufren una enorme limitación en el desarrollo de su vida cotidiana, deben tomar medicación de por vida, y estar controlados permanentemente por familiares. Las crisis continuadas, durante muchos años, crean un deterioro progresivo en estos pacientes, siendo su esperanza de vida muy inferior al resto de la población. La importancia de la cirugía de la epilepsia radica en la desaparición de las crisis y en poder llevar una vida normal e independiente, algo que es de vital importancia para el ser humano.

La epilepsia es una patología que sufren 15 de cada 1.000 personas, porcentaje que aumenta hasta el 18,5 si nos centramos en la infancia, lo que en términos absolutos nos lleva a afirmar que en España unas 200.000 personas sufren esta enfermedad.
Según diversos estudios, el 3% de las personas que sufren esta patología podrían beneficiarse de la cirugía de la epilepsia.

En Hospital Quiron Sagrado Corazón somos pioneros en la intervención quirúrgica de la epilepsia dentro del sector privado, contando con un completo equipo multidisciplinar, formado por neurólogos, neuropsicólogos, neurofisiólogos, anestesistas y neurocirujanos especializados en epilepsia, que realizan una valoración integral del paciente, habiendo incorporado tecnologías de última generación como son el video EGG para la correcta localización de los focos epileptógenos, y la Resonancia Magnética Intraoperatoria para garantizar la correcta resección de los mismos, siendo esta última una gran herramienta para el cirujano, además de aportar mayor seguridad para el paciente.

Desde aquí vamos a intentar aclararos, cuales son los tipos de epilepsia que pueden beneficiarse de la cirugía y que métodos son los que utilizan para el abordaje quirúrgico de las mismas.

¿Qué es la cirugía de la epilepsia?

La cirugía de la epilepsia es una técnica reservada para las intervenciones realizadas sobre el sistema nervioso con el fin de tratar la epilepsia fármaco resistente.

Objetivos

El objetivo es disminuir o eliminar la tendencia del cerebro a presentar crisis epilépticas de forma recurrente, evitar el deterioro de las funciones cerebrales y eliminar la posibilidad de una epileptogénesis secundaria.

Tipos de intervenciones

Grosso modo, existen dos tipos de intervenciones:

  • Curativa: Se erradica la zona epileptógena. Va encaminada a erradicar las crisis epilépticas.
  • Paliativa: Debido a las características del paciente, solo se plantea disminuir la excitabilidad cortical o las vías de propagación de las crisis. Su objetivo es disminuir el número de crisis.