La Unidad de Oftalmología de Hospital Quirónsalud San José cuenta con la tecnología más avanzada necesaria para el diagnóstico y el tratamiento de los defectos de visión y las enfermedades oculares.

Pruebas diagnósticas:

  • Retinografía Angiofluoresceinica (AFG).
  • Tomógrafo Retiniano de Coherencia Optica (OCT) para la detección, además, de alteraciones en el nervio óptico.
  • Ecografía Ocular.

Principales campos de actuación:

Cirugía de catarata.

La catarata se forma cuando el cristalino se vuelve opaco e impide el paso correcto de la luz al interior del ojo, lo que produce una visión borrosa. La causa más frecuente es la relacionada con la edad. El único tratamiento eficaz y reparador para la catarata es la cirugía.

El equipo de oftalmólogos de Hospital Quirónsalud San José está especializado en la facoemulsificación: la fractura y aspiración de la catarata en el interior del ojo con mínima incisión (2,8 milímetros). Una cirugía sin suturas, con anestesia tópica, sin necesidad de ingreso hospitalario y que permite una recuperación visual prácticamente inmediata. En la misma intervención, y a través de la misma incisión, se coloca una lente intraocular, con la que se corrige la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo pre-existentes y/o la presbicia.

Detección precoz y tratamiento del glaucoma.

El glaucoma es la primera causa de ceguera en el mundo desarrollado. Consiste en un aumento de la presión ocular que daña el nervio óptico y provoca una pérdida progresiva de la visión periférica. El diagnóstico se realiza con pruebas rápidas e indoloras, en las que se mide la presión intraocular. También se puede evaluar el estado de la retina y del nervio óptico. El mejor tratamiento del glaucoma es el diagnóstico precoz. La mayoría de casos cursan de forma asintomática pero se pueden prevenir con controles anuales de la presión intraocular a partir de los 40 años.

Retina y vítreo.

La retina es la membrana interior del ojo, sensible a la luz y que transmite las señales luminosas a través del nervio óptico hacia el cerebro. Hay varias patologías relacionadas con la retina:

  • Retinopatía diabética: complicación ocular de la diabetes causada por el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina. Puede lesionar la retina o formar tejidos fibrosos en ella y afecta a la agudeza visual. Si no se trata adecuadamente desde el inicio, la retinopatía puede derivar en complicaciones que causan una grave pérdida de la visión e incluso ceguera. La Unidad de Oftalmología de Hospital Quirónsalud San José, en colaboración con los especialistas de Medicina Interna, ha puesto en marcha un Programa de Prevención de la Retinopatía Diabética.
  • Degeneración macular relacionada con la edad: el tratamiento de esta enfermedad depende del tiempo de evolución, pero en los últimos años se han desarrollado nuevos tratamientos que logran detener su progresión.
  • Desprendimiento y desgarro de retina: los desgarros retinianos se tratan mediante fotocoagulación con láser o con crioterapia. Estos tratamientos no suelen causar molestias, se realizan sin hospitalización y previenen un desprendimiento de la retina. La reparación se realiza mediante cirugía escleral (extraocular) o vitrectomía (intraocular) o la combinación de ambos.
  • Cirugía láser del aparato lacrimal: La aplicación del láser a la desobstrucción de las vías lacrimales ha supuesto una auténtica revolución en el tratamiento de esta alteración. El láser aporta grandes ventajas para el paciente, respecto a la cirugía tradicional, convirtiendo en ambulante un proceso que, de otro modo, requiere hospitalización, reduciendo el tiempo de cirugía de 2 horas a 15 minutos, sin anestesia general, y permitiendo una rápida recuperación. Es una patología bastante común que afecta al 40 % de la población mayor de 50 años.

Oftalmología infantil.

El ojo en el niño está en constante crecimiento hasta los 7 u 8 años. De hecho, la agudeza visual, que en el momento del nacimiento es prácticamente nula, alcanza el 100% a los 5 años de edad. El cuidado de la vista desde la infancia es por tanto fundamental para mantener una óptima calidad de visión a lo largo de la vida. Cualquier anomalía ocular no diagnosticada precozmente puede detener el desarrollo de la visión y provocar defectos que persistirán durante toda la vida.

Conviene acudir a revisiones rutinarias con el oftalmólogo al menos cada dos años desde la edad preescolar hasta los 14 años. Los motivos más frecuentes por los que se recomienda acudir con los niños a visitar al oftalmólogo son:

  • Acercarse excesivamente a la televisión o al papel cuando leen o escriben.
  • Entornar los ojos cuando miran objetos lejanos.
  • Dolor de cabeza después de forzar la vista.
  • Ojos rojos de manera muy frecuente.
  • Desviación de los ojos.
  • Diferencias de visión al tapar un ojo u otro.
  • Pupila de color blanco o grisáceo (leucocoria).

Cirugía plástica ocular - Cirugía reconstructiva y estética de los párpados.

Cirugía oculoplástica - órbita

  • Corrección de ectropión y entropión.
  • Manejo integral de parálisis facial.
  • Corrección de ptosis palbebral congénita y adquirida.
  • Tratamiento de tumores oculares.
  • Manejo del ojo ciego doloroso (evisceración y enucleación.
  • Reconstrucción de cavidades anoftálmicas.
  • Tratamiento láser en alteración de pestañas.
  • Tratamiento médico – quirúrgico de la orbitpatía tiroidea.
  • Tratamiento médico/quirúrgico para el blefaroespasmo esencial.

Estética facial y periocular

  • Blefaroplastia estética superior e inferior y resección de bolsas.
  • Corrección de líneas de expresión y arrugas. Aplicación de toxina botulínica (botox) para "patas de gallo", entrecejo y frente. Corrección de asimetrías faciales.
  • Estética periocular: técnicas de rejuvenecimiento oculo/facial (Lifting facial) sin cirugía. Acido hialurónico de última generación.
  • Tratamiento de cicatrices antiestéticas.

lasik-miopia-astigmatismo-hipermetropia.jpg. Este enlace se abrirá en una ventana nuevalasik-miopia-astigmatismo-hipermetropia.jpgEste enlace se abrirá en una ventana nueva