• Radiología convencional, especialmente de tórax.
  • Electrocardiografía estándar.
  • Holter de frecuencia.
  • Ergometría (Prueba de esfuerzo).
  • Ecocardiografía convencional y Doppler color.