¿QUÉ CONTROLES SON NECESARIOS DESPUÉS DE LA CIRUGÍA?

Al mes de la operación debe realizarse una analítica para comprobar que los niveles de proteínas, vitaminas y minerales son correctos, además en este tiempo debe realizarse un control de peso y de seguimiento de la dieta. Durante el primer año se realizarán análisis de sangre cada 3 meses para corregir las posibles carencias de vitaminas y minerales. En caso de padecer apnea del sueño debe continuar controles en la consulta de Neumología puesto que la pérdida de peso va a influir sobre la enfermedad y muchas veces puede retirarse la CPAP. Pasado un año de la operación y si no hay complicaciones se realizarán controles cada 6 meses.

RESULTADOS DE LA CIRUGÍA

La pérdida de peso que se consigue con la cirugía se sitúa entre 50 y 70% del exceso de peso. Este porcentaje se calcula sobre el exceso de kilos con respecto a lo que se consideraría su peso saludable, por ejemplo para alguien que pese 130 Kg y su peso saludable fuera 70 Kg el exceso de peso serían 60 Kg. Si esta persona perdiera 30 Kg (el 50% de su exceso de peso), la cirugía sería un éxito. Es posible que su IMC después de la cirugía siga situándose en el rango de obesidad a pesar de que la pérdida de peso haya sido adecuada.



Si no se tienen unos buenos hábitos de alimentación de ejercicio antes y después de la cirugía es muy probable que los resultados sean malos. Siempre debe cuidar su alimentación y realizar ejercicio físico.