Cáncer de colon y recto: ¿Qué es?

prevencion colorrectalEl cáncer de colon y recto es el más frecuente en nuestro medio, si consideramos conjuntamente a hombres y mujeres, y representa la segunda causa de muerte por cáncer. Las posibilidades de sobrevivir a un cáncer de colon o de recto dependen fundamentalmente de si se diagnostica en fases tempranas de su desarrollo. También sabemos que el riesgo de tener un cáncer de colon o recto aumenta progresivamente con la edad y que, aunque en su mayoría son esporádicos, hay hasta un 20% de casos en los que puede existir un componente hereditario.

El objetivo de las estrategias de prevención del cáncer de colon o de recto es detectar cánceres en estadio precoz (que son curables en la inmensa mayoría de casos), o mejor aún, detectar lesiones precursoras del cáncer, como son algunos tipos de pólipos. La detección y extracción de estos pólipos previene muy eficazmente el desarrollo del cáncer.

¿A quién hay que realizar exploraciones para prevenir el cáncer de colon y recto?

Las estrategias de prevención van dirigidas a tres grupos de personas:

  • Mayores de 50 años. La mayor parte de la gente no tiene antecedentes de cáncer en su familia, pero sabemos que la mayoría de los cánceres de colon y de recto son esporádicos, es decir, no tienen componente hereditario, por lo que realizamos la prevención en el grupo de personas que empiezan a tener riesgo de cáncer por la edad (hay que recordar que el riesgo de cáncer aumenta progresivamente con la edad). Después de observar las gráficas de edad de los pacientes con cáncer de colon o de recto, se ha llegado a la conclusión de que es aconsejable realizar prevención en todos los individuos de más de 50 años, aunque no haya casos de cáncer colorrectal en la familia.
  • Personas con antecedentes familiares: Cuando se ha detectado cáncer de colon o de recto en familiares de primer grado, el riesgo de desarrollar un cáncer es mayor, por lo que se aconseja iniciar antes los estudios de prevención, a los 40 años, o bien 10 años antes de la edad de presentación del cáncer en el familiar más joven que lo hubiera tenido.
  • Personas con antecedentes personales de enfermedad inflamatoria intestinal: La enfermedad inflamatoria intestinal (colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn) de larga evolución se asocia a un riesgo incrementado de cáncer de colon o de recto, por lo que a partir de unos años de padecerla también se aconseja realizar prevención, independientemente de la edad del individuo.

¿Cómo realizar la prevención del cáncer de colon y de recto?

Hay distintos métodos para prevenir el desarrollo del cáncer. Los usados con más éxito han sido la determinación de sangre oculta en heces y los estudios mediante colonoscopia.

Actualmente y según la opinión de los expertos, parece más recomendable la colonoscopia periódica (cada 5-10 años en individuos sin antecedentes de cáncer familiar) como método de prevención, aunque siempre es mejor llevar a cabo cualquier método de prevención que no realizar ninguno.

Actualmente, con las técnicas actuales y realizando la colonoscopia bajo sedación, el paciente no siente ningún dolor cuando se realiza la colonoscopia, de forma que el miedo que la gente tenía hacia esta prueba en estos momentos no tiene ningún fundamento. Actualmente, el desarrollo de técnicas nuevas, como la colonoscopia virtual, puede hacer que en un futuro estas recomendaciones puedan cambiar, pero mientras no sea así lo más aconsejable seguirá siendo la realización de colonoscopia bajo sedación.