hidrocefaliaLa hidrocefalia es una alteración de la producción y/o reabsorción del líquido cefalorraquídeo (LCR) a nivel cerebral. Frecuentemente se asocia a una obstrucción congénita o adquirida en las vías de producción y distribución del líquido. Se asocia a defectos de la médula espinal (mielomeningocele). Esto se traduce en un aumento del LCR a nivel ventricular que causa hipertensión intracraneal con grave repercusión sobre el cerebro.

La sintomatología consiste fundamentalmente en: aumento del perímetro cefálico por encima del valor standard, en niños pequeños, y la aparición de datos de hipertensión intracraneal (vómitos, irritación o somnolencia, cefalea, etc. ), siendo estos de mayor gravedad en niños mayores, llegando en ocasiones al estado de coma.

El procedimiento quirúrgico consiste en la implantación de un sistema de drenaje de LCR desde el cerebro a la cavidad abdominal. Para ello se realiza una incisión retroauricular, con una mínima craneotomía, para la colocación de un catéter en el ventrículo dilatado. Este se conecta bajo la piel a una válvula reguladora de presión, que a su vez es continuada por otro catéter que discurre por debajo de la piel del cuello, tórax y abdomen, hasta penetrar, a través de una incisión, dentro del mismo. A lo largo del crecimiento del niño, se prevé el alargamiento del sistema y/o revisiones del mismo.

Este procedimiento se realiza bajo anestesia general.

Las complicaciones más frecuentes son: hematomas subcutáneos, hemorragias intraventriculares, infección de la herida quirúrgica o del sistema valvular, meningoencefalitis, peritonitis, obstrucción del drenaje del LCR, etc. Estas complicaciones van desde leves a muy graves.