labio_leporinoLa Fisura Labial es una malformación congénita consistente en un defecto de fusión de uno o ambos labios, a nivel de la línea media, con la premaxila (porción central del labio). En los casos más graves se acompaña de un defecto de fusión del paladar.

Hay varias técnicas para la corrección quirúrgica de este defecto, agrupándose todas bajo el nombre de queiloplastia. La complejidad de dichas técnicas va pareja a la complejidad del defecto del labio. En ocasiones se requieren varias intervenciones quirúrgicas correctoras que se realizarán en determinados plazos.

La edad de realización de estas técnicas varia según el tipo de defecto entre el 1° y 3° mes de vida.

Estos procedimientos requieren anestesia general.

La estancia media varia entre 5 y 8 días, requiriendo de un ingreso en la UCI pediátrica en los 2-3 primeros días del postoperatorio.

Las complicaciones más frecuentes pueden ser: hemorragia o infección de la herida quirúrgica, dehiscencia de sutura, necrosis de los colgajos, secuela antiestéticas del labio o ala nasal, etc.