La piel, el órgano más grande del cuerpo, ayuda a definir la apariencia exterior de una persona. Cuando la piel de una persona tiene una apariencia desagradable, por ejemplo, si está cicatrizada, el bienestar tanto emocional como físico de esa persona puede verse afectado. Además, puesto que la piel es la superficie exterior del cuerpo, es más susceptible a crecimientos, decoloración y enfermedad.

Existen muchos procedimientos dermatológicos diferentes que tienen por objeto mejorar la condición o apariencia de la piel. En el directorio que se presenta a continuación se enumeran algunos de estos procedimientos, para los cuales proveemos una breve descripción.

Si usted no puede encontrar la información que le interesa, en este sitio para obtener una dirección de Internet o en la Red en el ámbito Mundial que podría contener información adicional en ese tema.