Las cataratas no operadas suponen hoy en día la principal causa de ceguera evitable en el mundo. Cada año se realizan más de 22 millones de intervenciones para abordar esta patología, constituyendo una de las intervenciones quirúrgicas más comunes a nivel internacional.

Una catarata es una opacidad de la transparencia normal del cristalino, la lente natural de nuestros ojos. Ocurre cuando las proteínas que conforman el cristalino comienzan a deteriorarse y hacen que este comience a nublarse.

El único tratamiento disponible es la extracción del cristalino y su sustitución por una lente intraocular capaz de corregir la graduación previa, tanto de lejos como de cerca, del paciente.

Con este método conseguimos aclarar la visión y corregir defectos refractivos. Las cataratas se desarrollan lentamente, de ahí la importancia de estar alerta ante los síntomas más comunes, de forma que el diagnóstico se produzca lo más precozmente posible.

En ese sentido debemos vigilar síntomas como:

  • Pérdida de agudeza visual
  • Mayor dificultad para ver de noche
  • Visión doble en un solo ojo
  • Percepción de colores menos nítidos
  • Visión opaca o borrosa

Si usted padece alguno de estos síntomas, debe acudir a un especialista en Oftalmología, que le ayudará a contar con un diagnóstico certero acerca de las causas de su problemática.

En el en una ventana nueva" target="_blank">Servicio de OftalmologíaEste enlace se abrirá en una ventana nueva del Hospital Quirónsalud Toledo contamos con un equipo de profesionales expertos en los cuidados médicos y tratamientos quirúrgicos más adecuados en cada caso para tratar las cataratas.

Puede pedir cita a través del teléfono 925 266 100 o a través del Portal del Paciente Mi QuirónsaludEste enlace se abrirá en una ventana nueva.