• Problemas de pareja.
  • Problemática del niño y del adolescente.
  • Distimias.
  • Depresión.
  • Dinámica familiar conflictiva.
  • Problemas de comportamiento inadecuado en el aula y fracaso escolar.
  • Trastornos conducta alimentaria.
  • Trastornos de la personalidad.