La Unidad de Fisioterapia del Suelo Pélvico está orientada a recuperar la funcionalidad de la musculatura pélvica y perineal que soporta órganos tan importantes para nuestra salud como la vejiga, el recto, el útero y, en el hombre, la próstata.

Esta unidad recibe y trata a pacientes que presentan síntomas como:

- Incontinencia urinaria de esfuerzo tanto masculina como femenina: pérdida involuntaria de orina durante el ejercicio físico, por ejemplo al toser, estornudar, reír o al ejercer o levantar peso.

- Incontinencia urinaria de urgencia: pérdida involuntaria de orina asociada a un fuerte deseo de orinar.

- Prolapsos de vísceras pélvicas: alteración o malposición de estas vísceras que puede producir su caída parcial o total hacia el exterior.

- Dolor pélvico crónico masculino y femenino.

- Alteraciones prostáticas.

- Debilidad de suelo pélvico masculino y femenino.


¿A quién va dirigido?

Hombres y mujeres de distintas edades que, por diferentes causas, ven disminuida su calidad de vida. Si padeces pérdidas de orina, necesidad urgente de ir al baño, sensación de pesadez en la vagina, caída de vísceras pélvicas, dolores pélvicos, relaciones sexuales dolorosas, o quieres saber como ha quedado tu suelo pélvico después del parto, debes acudir al especialista de esta Unidad.

En mujeres estas afecciones pueden producirse por el aumento de peso durante el embarazo, por prolapso de órganos pélvicos o tras un parto complejo por episiotomía o desgarro muscular.

En el caso de los hombres, aunque la incidencia de problemas de suelo pélvico es mucho más reducida que en las mujeres, también pueden sufrir diferentes disfunciones urológicas. El origen más frecuente de esta patología es la cirugía prostática, aunque hay otras causas como prostatitis, atrapamiento del nervio pudendo o vejiga hiperactiva.

¿Qué podemos hacer?

En la consulta del especialista médico, urólogo o ginecólogo, los pacientes que presenten este tipo de sintomatología serán examinados y será diagnosticada su afección. Si su médico considera que la fisioterapia contribuirá a resolver o atenuar su problema, será remitido a la consulta de Fisioterapia del Suelo Pélvico.

En la consulta de Fisioterapia del Suelo Pélvico cada caso es evaluado de modo individual por un fisioterapeuta especializado en tratar este tipo de patologías. En la primera consulta se valorará el caso, se informará al paciente sobre el tipo de terapia más adecuada a su caso concreto y, cuando sea posible, se le indicará de modo aproximado el número de sesiones necesarias.

Las técnicas que se aplican para llevar a cabo estos tratamientos son:

- Terapia manual

- Liberación miofascial

- Drenaje linfático manual

- Electroestimulación

- Biofeedback

- Gimnasia abdominal hipopresiva


¿Qué beneficios obtengo?

La Unidad de Fisioterapia del Suelo Pélvico ofrece a sus pacientes la posibilidad de mejorar su calidad de vida gracias a una atención integral y personalizada.

En muchas ocasiones, las personas con ese tipo de afecciones no saben que sus problemas pueden ser resueltos gracias a la intervención conjunta de médicos y fisioterapeutas y se resignan a vivir con incómodas pérdidas de orina o incluso con dolencias que les van incapacitando para su actividad habitual, renuncian a salir, a viajar o a tener relaciones íntimas.

Además, la fortaleza muscular del suelo pélvico favorece el control abdominal y postural imprescindible para evitar molestias en la zona lumbar, entre otras.

Resolver o mejorar afecciones del suelo pélvico permitirá a nuestros pacientes recuperar la funcionalidad de su aparato urogenital, olvidarse del uso de compresas para pérdidas de orina, mejorar su vida íntima y su actividad social.