• Artrosis de grandes y pequeñas articulaciones.
  • Lesiones deportivas.
  • Lesiones traumáticas musculo-esqueléticas.