Para atender a estas variadas patologías, la Urología tiene procedimientos diagnósticos que le son comunes a otras muchas especialidades y otros que le son específicos, y cuya realización conlleva compromisos de aprendizaje y dedicación no inferiores a los relacionados con los procedimientos terapéuticos.


  • Procedimientos diagnósticos específicos:
  • Calibración uretral y sondaje vesical.
  • Endoscopia uretral, vesical, ureteral y piélica.
  • Punción de cavidades y biopsias de órganos.
  • Radiología uretral, vesical, ureteral y renal establecida sobre cateterismos vesical o uretral.
  • Urodinámica del tracto urinario inferior y superior.
  • Sonográficos, con especial mención de la ecografía transrectal prostática.

Procedimientos terapéuticos médicos:

  • Disfunciones miccionales neurógenas y prostatismo.
  • Infección urinaria y genital masculina.
  • Tumores genito-urinarios de todas las localizaciones.
  • Litiasis.
  • Cólico nefrítico y dolor urológico en general.