Solicita información acerca de la cirugía de cáncer de colon

El cáncer de colon o recto es un tipo de tumor que se desarrolla con un crecimiento celular descontrolado.

Casi todos los cánceres de colon comienzan como pólipos, es decir, tumores benignos que crecen en el revestimiento del intestino grueso o recto. Algunos de estos pólipos pueden convertirse en cáncer con el paso de los años.

Cáncer de colon síntomas iniciales

En su etapa inicial las personas con cáncer de colon suelen ser asintomáticas. Sin embargo, existen ciertos signos y síntomas que pueden ser notados.

Síntomas de cáncer de colon más frecuentes

- Cambio persistente en los hábitos intestinales, incluidos diarrea o estreñimiento, o un cambio en la consistencia de las heces.

- Sangrado rectal o sangre en las heces.

- Molestia abdominal persistente (calambres, gases…)

- Sensación de que el intestino no se vacía por completo.

- Debilidad o fatiga.

- Pérdida de peso sin motivo aparente.

¿Ha aumentado su incidencia en las últimas décadas? (H2)

Es el segundo cáncer más común en España, tanto en hombres como en mujeres, y afecta a ambos sexos por igual.

En el año 2019 se diagnosticaron 45.000 nuevos casos, y el riesgo de padecer cáncer colorrectal en el transcurso de la vida es de aproximadamente 1 en 23 (4.3%) para los hombres y de 1 en 25 (4.0%) para las mujeres. Nº de casos nuevos detectados por cada 100.000 habitantes 102

¿Cómo se detecta el cáncer de colon? : pruebas

El cáncer de colon es de los más fáciles de diagnosticar, además, con un diagnóstico temprano también es más fácil de tratar y las probabilidades de curación son mayores.

Existen dos pruebas de detección precoz:


- Test de sangre oculta en heces (TSOH). Puede ser indicado por el médico de familia y realizado cada dos años entre los 50 y los 69 años.

- Si el test es positivo, se indicaría la realización de una colonoscopia, segunda prueba de detección precoz, para observar si hay pólipos. Si se detectan, se evita la evolución del pólipo al tumor y se pueden extirpar directamente con la colonoscopia.


A partir de los 50 años se recomienda la realización de programas de cribado de cáncer de colon, que incluye estas dos pruebas, con el objetivo de detectar y tratar tempranamente la enfermedad.


Cáncer de colon supervivencia: esperanza de vida


Desde hace varias décadas la tasa de mortalidad (el número de muertes por 100,000 personas cada año) a causa de cáncer colorrectal ha disminuido tanto en hombres como en mujeres.


Una de las razones es que en la actualidad los pólipos colorrectales se descubren con más frecuencia mediante pruebas de detección y se extirpan antes de que se transformen en cáncer, o se detectan más temprano cuando es más fácil tratar la enfermedad. El tratamiento del cáncer colorrectal también ha mejorado durante las últimas décadas.


A pesar de que la tasa general de mortalidad ha comenzado a descender, las muertes por cáncer colorrectal entre las personas de menos de 55 años ha aumentado 2% por año desde 2007 y 2016.


Tasa relativa de supervivencia a 5 años


- Localizado: 91% (el cáncer no se ha propagado fuera del colon o recto).


- Regional: 72% (se ha propagado fuera del colon o recto hacia estructuras o ganglios cercanos).


- Distante: 14% (se ha propagado a partes distantes del cuerpo como los pulmones.)


- Todas las etapas: 63%.



Etapas del cáncer de colon


Los cánceres colorrectales en etapas más tempranas se identifican como etapa 0 (un cáncer muy precoz), y luego van desde etapas I (1) a IV (4).


Por norma general, mientras más bajo sea el número, menos se ha propagado el cáncer. Un número más alto, como la etapa IV, significa que el cáncer se ha propagado a otras áreas del cuerpo.


Además, dentro de una etapa, una letra menor significa una etapa menos avanzada. Si bien la experiencia del cáncer de cada persona es única, los cánceres con etapas similares suelen tener también un pronóstico y tratamiento similar.



¿Dónde hace metástasis el cáncer de colon?


Los órganos más frecuentes donde aparecen metástasis son el hígado y el pulmón, a pesar de que puede afectar a cualquier órgano.

Al diagnóstico 10% del cáncer colorrectal son metastásicos. El 50% desarrollan M1 durante su evolución. Cabe destacar que el 25% desarrollarán metástasis en la cavidad peritoneal también llamado carcinomatosis peritoneal.

Operación cáncer de colon: ¿cómo se realiza? ¿Cuál es el índice de supervivencia tras la intervención?


Es necesario distinguir entre la cirugía del tumor primitivo u original localizados y la de los tumores avanzados o metastásicos.

- Los tumores localizados se suelen intervenir con técnicas mínimamente invasivas como es la laparoscopia o la cirugía robótica los centros que dispongan de ella.


- En los casos avanzados puede ser necesaria la extirpación de otros órganos implicados por lo que en general se realizarán con un abordaje quirúrgico abierto.


La situación de metástasis cuantificable (oligometastásica) actualmente también se aborda quirúrgicamente, si bien todo ello dentro de un equipo multidisciplinar ya que estos pacientes requerirán de otras terapias (Quimioterapia, Radioterapia, inmunoterapia, etc.). El límite no está en dónde se encuentran las metástasis, sino en si se puede realizar una cirugía radical manteniendo la funcionalidad del órgano (pulmón, hígado, peritoneo, cerebro etc…)


La mortalidad postoperatoria irá en consonancia con el tipo de cirugía realizada. En cirugía de tumor localizado la mortalidad debe situarse por debajo del 2%


Cómo prevenir el cáncer de colon: consejos

Es posible que se pregunte qué hacer para evitar el cáncer de colon, sin embargo, y aunque no exista una manera absoluta de prevenir el cáncer colorrectal, sí existen ciertas medidas que ayudan a disminuir su riesgo, tal como cambiar los factores de riesgoEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de colon?

A continuación, enumeramos algunos factores relacionados con el estilo de vida que pueden modificarse.

- Sobrepeso u obesidad

El sobrepeso o la obesidad aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de colon y de recto tanto en hombres como en mujeres. Mantener un peso saludable ayudará a reducir su riesgo.

- Actividad física

Realizar ejercicio físico de forma habitual ayuda a reducir el riesgo de cáncer colorrectal. Además, el deporte, tiene múltiples beneficios para la salud general.

- Alimentación

Las carnes rojas y procesadas pueden aumentar el riesgo de cáncer colorrectal.

Tener un nivel bajo de vitamina D en la sangre puede que también incremente su riesgo.

Por lo tanto, tener una alimentación saludable será fundamental, donde se incluyan: frutas, verduras y granos integrales. Las comidas procesadas o con altos niveles de azúcar deben consumirse lo menos posible.

- Tabaco

Las personas fumadoras tienen una probabilidad mayor de desarrollar y morir de cáncer colorrectal en comparación con las no fumadoras.

Se conoce que el hábito de fumarEste enlace se abrirá en una ventana nueva es el factor de riesgo principal del cáncer de pulmónEste enlace se abrirá en una ventana nueva, pero también está asociado a otros tipos de cáncer, como el cáncer colorrectal.

- Consumo excesivo de alcohol

El cáncer colorrectal ha sido vinculado al consumo excesivo de alcoholEste enlace se abrirá en una ventana nueva. Lo mejor es no tomar bebidas con alcohol. Para quienes lo hagan, deberán no tomar más de (1) bebida por día para las mujeres, y no más de dos (2) bebidas para los hombres.

Tener uno o varios factores de riesgo no significa que se padecerá automáticamente la enfermedad.

Factores de riesgo del cáncer colorrectal que no se pueden cambiar

- Edad avanzada

El riesgo de padecer cáncer colorrectal aumenta con la edad. Si bien es cierto que se los jóvenes pueden padecerlo, es más común después de los 50.

- Antecedentes personales de cáncer colorrectal o pólipos

Tener antecedentes depólipos adenomatososEste enlace se abrirá en una ventana nueva (adenomas) aumenta el riesgo de cáncer colorrectal. Especialmente en los casos donde los pólipos son grandes, también cuando existen muchos de ellos, o si alguno de ellos muestra displasia.

En el caso de haber tenido cáncer colorrectal, aunque se haya extirpado en su totalidad, existen más probabilidades de desarrollar nuevos cánceres en otras áreas del colon y del recto. Las probabilidades son mayores si el primer cáncer colorrectal se padece durante la juventud.

- Antecedente de enfermedad inflamatoria del intestino

El riesgo de cáncer colorrectal es mayor si se padece una enfermedad inflamatoria del intestino (colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn…)

- Antecedente familiar de cáncer colorrectal o pólipos adenomatosos

La mayoría de los cánceres colorrectales se descubren en personas sin antecedentes familiares. A pesar de esto, casi una de cada tres personas que llega a tener cáncer colorrectal tiene otros familiares que lo han padecido.

Las personas con un antecedente de cáncer colorrectal en un familiar de primer grado (padre, madre, hermanos, hermanas o hijos) tienen un mayor riesgo. El riesgo es aún mayor si el familiar fue diagnosticado con cáncer cuando tenía menos de 45 años, o si más de un familiar de primer grado es afectado.

En cuanto a los pólipos, tener familiares que hayan tenido pólipos adenomatosos también está relacionado con un mayor riesgo de cáncer. (Los pólipos adenomatosos son la clase de pólipos que se pueden convertir en cáncer).

En este caso es recomendable consultar con el médico la posible necesidad de comenzar las pruebas de detección antes de los 50 años. También es importante informar a familiares cercanos para que puedan notificar de esto a sus médicos y comiencen las pruebas de detección a la edad adecuada.

- Trastornos hereditarios

Alrededor del 5% de las personas que padecen cáncer colorrectal presentan cambios genéticosEste enlace se abrirá en una ventana nueva hereditarios (mutaciones) que pueden causar síndromes de cáncer familiarEste enlace se abrirá en una ventana nueva y que pueden llevar a padecer la enfermedad.

Los síndromes hereditarios más comunes asociados con el cáncer colorrectal son el síndrome de Lynch (cáncer colorrectal hereditario sin poliposis o HNPCC) y la poliposis adenomatosa familiar (PAF), pero otros síndromes menos comunes también pueden incrementar el riesgo de cáncer colorrectal.

- Antecedentes étnicos y raciales

Por razones desconocidas las personas de raza negra tienen las tasas de incidencia y de mortalidad de cáncer colorrectal más altas que otras razas.

Los judíos procedentes de Europa Oriental (judíos asquenazíes) tienen uno de los mayores riesgos de cáncer colorrectal en comparación con cualquier otro grupo étnico en el mundo.

- Diabetes tipo 2

Las personas con diabetes tipo 2 (usualmente no dependiente de insulina) tienen un mayor riesgo de padecer cáncer colorrectal. Tanto la diabetes tipo 2 como el cáncer colorrectal comparten algunos de los mismos factores de riesgo.

Sin embargo, aun cuando se toman estos factores en consideración, las personas con diabetes tipo 2 todavía presentan un mayor riesgo. Estas personas también suelen tener un pronóstico menos favorable después del diagnóstico.

Conoce la historia de Juani, paciente de Quirónsalud Torrevieja